Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

Un mini pueblo a 3.000 metros del nuevo despacho de Gallardón

MARTA HUALDE ·06/11/2007 - 19:26h

Imagen del Pasaje de Cavanilles. REYES SEDANO.

Una escalera de 16 peldaños lo esconde. Parece un callejón sin salida pero hay vida en su interior. Cuatro familias habitan en este mini pueblo de 12 casas de una planta. Es un cruce de dos vías: pasaje y callejón de Cavanilles, en el distrito de Retiro, a 3 kilómetros del nuevo despacho del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en la Plaza de Cibeles . Nada tienen que ver ambos parajes.

Las dos callejuelas de esta especie de aldea carecen de aceras. Sólo las cubre una capa de cemento por el que se cuela la vegetación. En lugar de alcantarillas hay un pequeño canal de agua por medio de una de las calles. Las ratas se pasean con asiduidad. La mayoría de las casas están abandonadas, tapiadas y cerradas con candados. Ya han llegado okupas.

"No me importaría seguir aquí si mi casa estuviera bien", dice Pilar Palacios, de 69 años. Malvive en el número 3 con su nieto, entre grietas, humedades y agujeros. Pidió ayuda al Ayuntamiento pero le derivó al propietario de la vivienda, del que no sabe nada desde hace años. Ha pedido "50 veces" un piso público. Quiere ir a Vallecas, cerca de sus hijos. Con su pensión de 400 euros no le da para otra cosa.

Ayer le visitó el portavoz socialista, David Lucas. Criticó a Gallardón por no atender las necesidades de estos vecinos ni de "las 5.000 infraviviendas de Madrid". Le invitó a salir de "su palacio" e ir a este callejón "tercermundista de uno de los barrios más ricos de la capital". A su juicio, con la "indecente" suma que el alcalde ha gastado en trasladar el Ayuntamiento al Palacio de Cibeles se podrían haber levantado en la ciudad 70 centros de día, 70 escuelas infantiles, 35 bibliotecas, 30 centros de mayores y 15 grandes polideportivos.