Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

Desmantelan una célula para reclutar muyahidines en Italia y otros países europeos

EFE ·06/11/2007 - 19:35h

EFE - La policía italiana ha llevado a cabo una redada en esta casa de Cologno Monzese, Milán, con el objetivo de investigar sobre la existencia de una posible célula islamista que estaría reclutando terroristas para luchar en Irak y Afganistán.

La detención hoy de 16 norteafricanos en Italia y otros tres países europeos ha permitido desmantelar una célula yihadista que tenía como objetivo reclutar y aleccionar a aspirantes a terroristas suicidas para enviarlos luego a Irak y Afganistán.

Las investigaciones, que comenzaron en 2003, permitieron a la fiscalía de Milán recoger la suficiente información para emitir veinte órdenes de busca y captura contra ciudadanos tunecinos y argelinos bajo la acusación de captar en Europa a aspirantes a muyahidines.

El coronel del cuerpo de Carabineros Sandro Sandulli explicó a EFE que esta célula enviaba, a través de Siria, a Irak y Afganistán a personas para que cometieran atentados.

Pero también eran destinados a países como Marruecos, Argelia y Túnez, cuyos Gobiernos eran considerados "infieles" por los miembros de la célula, añadió Sandulli.

Los detenidos están acusados asimismo de falsificación de documentos de identidad, favorecer la inmigración clandestina y encubrir a personas acusadas de delitos de terrorismo.

Durante las investigaciones se requisaron vídeos para la organización de la Yihad (la guerra santa), así como manuales en los que se explicaba como fabricar artefactos explosivos y las técnicas de guerrillas.

Uno de los manuales es conocido por los expertos porque fue editado hace años por la organización terrorista egipcia Jihad Islámica y se ha encontrado en varias ocasiones en los apartamentos de algunos islamistas radicales detenidos en varios países de Europa.

Algunos detenidos vivían entre las localidades fronterizas de Sanremo y Ventimiglia (noreste de Italia) y mantenían numerosos contactos con los miembros de la célula en Francia.

En total se han detenido a 10 personas en varias ciudades italianas, ya que uno de los acusados se encontraba encarcelado.

Pero la operación se ha extendido a Europa donde en el Reino Unido fueron arrestados los tunecinos Ali Ben Zidane Chehidi, de 35 años; Habib Ignaoua, de 47, y Mohamed Salah Ben Hamadi Khemiri, de 43 años.

El también tunecino Moihamed Ben Labidi, de 33 años, fue detenido en Francia y un argelino de 34 años, en Portugal.

Las otras cuatro personas sobre las que pesa la orden de busca y captura se encuentran entre Francia, Reino Unido y Portugal y aún no han podido ser localizadas, según explicó el comandante de Carabineros.

En Milán (norte de Italia) fue detenido el que está considerado por los investigadores como el líder de esta célula yihadista, Dridi Sabri, mientras que otro de los presuntos componentes de ese grupo, Medi Ben Nasr, fue arrestado en la región cercana de Regio Emilia.

La fiscalía también ha ordenado el arresto de Imed Ben Zarkaouwi, absuelto en el pasado por un tribunal de Milán de la acusación de terrorismo internacional y condenado por delitos menores, por los que justo hoy comenzaba el proceso de apelación.

El tunecino Said Cherif, de 37 años, también se encontraba ya encarcelado.

En las escuchas telefónicas, uno de los arrestados, Chaouwki Belhaj Meftah, aseguraba que estaba preparado para contribuir a la "guerra santa" con un atentado suicida en Afganistán y su viaje era inminente.

Según los investigadores, la célula contactaba a los posibles muyahidines dentro de las mezquitas y continuaban su tarea de proselitismo a través de llamadas de teléfono. De igual modo, controlaban a algunos individuos ya encarcelados a los que esperaban reclutar a su salida de prisión.