Martes, 6 de Noviembre de 2007

Las Compañías advierten de que Gaza se quedará sin combustible en cinco días

EFE ·06/11/2007 - 18:32h

EFE - El presidente del Estado de Israel, Simón Peres, y el de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, comparecerán la próxima semana en el Parlamento turco en Ankara.

Propietarios de compañías palestinas que distribuyen combustible en Gaza advirtieron hoy de que la franja se quedará sin fuel en el plazo de cinco días debido a las reducciones israelíes en el suministro.

"Un número de gasolineras menores ya han cerrado mientras que otras siguen con reducidas cantidades con las que, como máximo, aguantarán cinco días", afirmó Mahmud al-Khouzondar, representante de una de las compañías distribuidoras de combustible en Gaza.

Esta mañana, camiones cisterna de las 170 compañías localizadas en Gaza han circulado por las principales calles de la franja con dirección a las oficinas del Comité Internacional de la Cruz Roja, para informar al personal extranjero sobre los efectos de las medidas punitivas impuestas por Israel.

De forma gradual, en la última semana Israel ha reducido a la mitad la gasolina y el gasóleo entrantes en Gaza.

Esta medida, que en principio iba a ser acompañada por adicionales cortes del suministro eléctrico, forma parte de un paquete adoptado por el Gobierno israelí en represalia por el lanzamiento de cohetes Al-Kasam a localidades del sur de Israel.

De los 90.000 litros de gasolina que requiere la población en la franja de Gaza y que solían ser transferidos con normalidad antes de la toma de Hamás de ese territorio en junio pasado, Israel sólo autoriza en la actualidad que entren 47.000 litros.

Así lo informó Nehro el-Hismawi funcionario del paso de Nahal Oz, situado al este de la ciudad de Gaza y a través del cual se introduce el combustible a la franja palestina.

Agregó que de los 300.000 litros de gasóleo que habitualmente entraban en Gaza con la venia de las autoridades israelíes, hoy sólo lo hacen 190.000.

La fuente precisó que, de momento, el suministro del combustible destinado a la única planta eléctrica de la franja de Gaza no se ha visto afectado por la reducción.