Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

Una donación anónima evita que la joven madre de Noara tenga que ceder parte de su hígado a su bebé

EFE ·06/11/2007 - 11:22h

EFE - En la imagen, Rocío, la joven de 17 años, junto a Noara, su hija de 6 meses, en su domicilio de la localidad sevillana de Camas.

Una donación anónima ha evitado que la madre de Noara, la niña de seis meses que necesitaba un hígado, tuviera que donar una parte del suyo, para lo que ya tenía una autorización judicial, dado que es menor de edad.

La niña ha sido intervenida hoy en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, presenta un estado favorable y se recupera en la Unidad de Cuidados Intensivos tras una operación de ocho horas, que se inició a la una de la madrugada.

Rocío, la madre de la niña, ha manifestado tras la operación que está "contenta pero preocupada" por la evolución de su hija, a la que no ha tenido que donarle el hígado a pesar de que ya se estaba realizando las pruebas para la intervención.

Ha explicado a los periodistas que ayer estuvo en el Hospital Reina Sofía y se sometió a diversas pruebas para la donación, si bien la noticia del trasplante le llegó a las 20.00 horas.

Rocío ha señalado que está "contenta, pero muy preocupada porque es una intervención complicada" y ha querido dar "muchas gracias a la familia del donante", un niño de doce años, al tiempo que ha llamado a la concienciación ciudadana para que se donen órganos, "porque se pueden salvar muchas vidas".

El director médico del centro sanitario, Manuel García, ha asegurado que la intervención se ha desarrollado "sin incidencias" y que la evolución en las próximas 24 horas será clave para conocer la situación del bebé tras una intervención que ha calificado como "compleja".

Ha explicado que la enfermedad que presentaba la niña es conocida como atresia de vías biliares, una dolencia que resulta incompatible con la vida, por lo que se le incluyó en lista de espera para recibir un órgano.

El bebé ha recibido el hígado de un donante cadáver "al no haber ningún paciente infantil en situación urgente y compatible en nuestro país", ha especificado García, por lo que no ha hecho falta acceder a la pretensión de su madre, que quería donar parte su hígado.

Rocío había conseguido ser la donante de su hija a pesar de que no será mayor de edad hasta dentro de cinco meses, ya que un juzgado de Sevilla la autorizó el pasado octubre a donar parte de su hígado a la bebé, al considerar que en estos casos existe un vacío legal que permite al juez suplir la falta de capacidad de la menor.

La ley prohíbe a los menores de edad una donación de este tipo para evitar posibles abusos, pero el juzgado explicó que existe un "vacío legal" que puede ser suplido por el juez con las debidas garantías judiciales e intervención del fiscal y el forense.

Noara permanecerá alrededor de una semana en la UCI y si todo va bien, estará ingresada sobre tres semanas en planta, ha señalado el médico, quien ha apuntado además que la probabilidad de supervivencia tras estas intervenciones "es muy alta".