Martes, 6 de Noviembre de 2007

España apuesta por aumentar los donantes en un 20 por ciento

EFE ·06/11/2007 - 15:45h

EFE - Este objetivo, ha sido anunciado hoy por el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos y, ha concitado a expertos nacionales e internacionales, reunidos bajo el lema "Nuevos retos en la donación de órganos: ¿Cómo podemos mejorar?".

España apuesta por aumentar el número de donantes un 20 por ciento en los próximos años, hasta alcanzar los 40 por millón de habitantes, ya que, sólo en este país, unas cinco mil personas esperan anualmente por un órgano.

Este objetivo, anunciado hoy por el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, ha concitado a expertos nacionales e internacionales, reunidos bajo el lema "Nuevos retos en la donación de órganos: ¿Cómo podemos mejorar?", en un simposio promovido por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

El director de este organismo, Rafael Matesanz, ha recordado en rueda de prensa que España tiene en este campo la tasa más elevada del mundo desde 1992 -que oscila entre los 33 y 35 donantes por millón de población (pmp)-, un "techo de cristal" que Sanidad quiere romper pese a ser muy superior a la media europea (17,1).

Matesanz ha explicado que este reto supone conseguir un promedio de 1.800 donantes y equiparar los índices de las comunidades autónomas, entre las que destacan las de las cornisa cantábrica, con las mayores tasas "del mundo" y "muy pocas negativas familiares".

Por comunidades, ha apuntado que las cifras oscilan entre los 24-30 donantes pmp de Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura, los 48,4 pmp del País Vasco, pasando por los más de 40 de Asturias, Cantabria, Navarra y Baleares.

Como no existen "fórmulas mágicas" para llevar a cabo esta estrategia, los expertos han abogado por mejorar la formación de los profesionales, fomentar la práctica entre los inmigrantes, potenciar la donación en vivo y a corazón parado o "asistolia" y, sobre todo, por plantearla "en todos los casos posibles".

El director de la ONT ha puntualizado que en 1992 el 43 por ciento de los donantes fallecieron en accidente de tráfico, mientras que este porcentaje se redujo al 14 por ciento en 2006 y este año se va a situar por debajo de un 10 por ciento, lo que implica que "menos de uno de cada diez" será fruto de un siniestro vial.

Ha insistido en la necesidad de detectar a posibles donantes en cualquier tipo de fallecimiento, mientras que la meta para los próximos años es colocar la tasa de negativas familiares por debajo del 10 por ciento -en 2006 fue de un 15,2 por ciento-.

Matesanz ha destacado la aportación al sistema de los inmigrantes, que representan ya un 10 por ciento de las donaciones, un porcentaje similar al de las personas extranjeras que residen en España.

La ONT iniciará en "pocas semanas" una campaña y un programa de formación entre mediadores culturales de las distintas poblaciones, en sus respectivos idiomas, para "inculcar la cultura de la donación entre las minorías étnicas y religiosas".

Otras de las grandes apuestas a la que se ha referido es la donación "a corazón parado", un método desarrollado por el Hospital Clínico de Madrid, en colaboración con el SAMUR, y que se extenderá a "otras ciudades con un buen sistema de atención médica urgente y con más de 500.000 habitantes".

Ha precisado que en la actualidad el 5 por ciento de todas las donaciones que se producen en este país son en asistolia, derivadas de pacientes que mueren fuera del hospital en parada cardiaca.

En cuanto a la donación en vivo, el doctor Antonio Alcaraz, coordinador del Grupo de Trasplantes de la Asociación Española de Urología, ha señalado que está "poco desarrollada" en España.

Alcaraz ha apuntado que en el caso del riñón, sólo el 4,7 por ciento de los donantes proceden de personas vivas, frente al 49,6 de Latinoamérica, al 37,6 de los Estados Unidos y Australia, y el 15,6 de la Unión Europea.