Jueves, 7 de Agosto de 2008

Trichet no prevé más alzas de tipos durante este año

Apunta que "se han materializado" los riesgos a la baja en la economía europea

P. G. ·07/08/2008 - 21:07h

El Banco Central Europeo (BCE) cumplió con el guión previsto y mantuvo los tipos de interés en la eurozona en el 4,25%. La subida acordada el pasado mes de julio va a ser, previsiblemente, la única que pueda producirse en el año, a la vista de las manifestaciones del presidente de la entidad Jean Claude Trichet: el banco “no tiene una predisposición” sobre los tipos de interés, unas palabras que el mercado interpreta que no prevé modificarlos próximamente.Sobre todo, a la vista de la situación económica en la zona.

Trichet destacó que “se han materializado” los riesgos a la baja, por lo que la coyuntura será “especialmente débil” en el segundo y tercer trimestre del año. Los analistas creen que estos comentarios descartan la posibilidad de un endurecimiento de la estrategia monetaria de la entidad, teniendo en cuenta, además, que el descenso en la cotización del petróleo de las últimas semanas alejan el riesgo de un empeoramiento de las tensiones inflacionistas.

El máximo responsable de la autoridad monetaria señaló que el parón en la actividad económica en el área de la moneda común era algo previsto por la entidad, y que se trata, sobre todo, de una corrección técnica después de un crecimiento “excepcionalmente robusto” en el primer trimestre.

En todo caso, el presidente del BCE reiteró por enésima vez que el principal objetivo de la entidad es la estabilidad de los precios, y para subrayar que una de las preocupaciones de los banqueros centrales es e comportamiento de los salarios. Trichet comentó que la tasa de inflación de la euro zona (ahora en el 4,1%) se mantendrá “por un tiempo prolongado” por encima del 2% recomendado por la entidad; no obstante, espera una moderación “gradual” durante el próximo año.

Trichet, además, manifestó su decepción por el fracaso para la mayor liberalización del comercio mundial, dentro de la llamada Ronda de Doha. “Es un revés muy importante”, dijo.

También se reunieron los responsables del Banco de Inglaterra, que, de igual modo, dejaron sin tocar los tipos de interés, que están en el  5%, por cuarto mes consecutivo. El martes,  la Reserva Federal de EEUU los mantuvo en el 2%.