Jueves, 7 de Agosto de 2008

Se veía venir

Los títulos de la filmografía de Morgan Freeman hacían presagiar mucho antes el grave accidente que ha sufrido y su divorcio

WYLSON PACHECO ·07/08/2008 - 15:40h

EFE - El actor Morgan Freeman, que hace unos días sufrió un grave accidente que le obligó a pasar por el quirófano, está en proceso de divorcio de su mujer, Myrna Colley-Lee, con la que ha estado casado 24 años.

Morgan Freeman se encuentra en un momento delicado de su vida. Hace unos días el veterano actor, de 71 años, sufrió un grave accidente de tráfico que le obligó a pasar por quirófano para "reconectar" los nervios y los tejidos de un brazo. Ahora, el diario Memphis Commercial-Appeal ha desvelado que Freeman se encuentra en pleno proceso de divorcio de su mujer, Myrna Colley-Lee, con la que ha estado casado 24 años.

Pese a la sorpresa que ha supuesto tanto el accidente como su separación, podemos afirmar, como se suele decir, que esto se veía venir. Si hacemos una repaso rápido a la filmografía más reciente del afroamericano encontramos desasosegantes similitudes entre los títulos de sus largos, su separación con Colley-Lee y su accidente. Películas donde prima la emoción y el sentimiento, algunas de ellas románticas, como Adiós pequeña adiós (2007), Dame 10 razones (2007), El Juego del amor (2008) o Ahora o nunca (2008) forman parte de su más reciente trabajo. Pero si indagamos un poco más, encontramos películas como Una vida por delante (2005), Sigo como Dios (2007) o Wanted (Se busca) (2008).

El también actor de clásicos del cine como el Coleccionista de amantes (1997), Bajo sospecha (200o) o Sin perdón (1992) viajaba, en el momento del accidente, con una mujer llamada Demaris Meyer, que él mismo calificó como una "amiga" a la que ofreció llevar a casa, como en Paseando a Miss Daisy (1989).

Freeman, de 71 años, integrante del reparto de  Deep Impact (1998) y Estallido (1995), está todavía ingresado en el Elvis Presley Memorial Trauma Center, de Memphis, donde esta semana fue operado de un brazo y una mano que resultaron dañados en el percance. No obstante parece que el actor de La fuerza de uno (1997), se encuentra en buen estado de ánimo tras el accidente.

El percance tuvo lugar la madrugada del lunes mientras el actor conducía su automóvil por la autopista 32 en el condado de Tallahatchie, en el estado de Misisipi, en dirección a la casa que tiene en Charleston, cuando perdió el control del vehículo, que dio varias vueltas de campana. Según los medios locales, el actor, que protagonizó en 2003 el Cazador de sueños, pudo quedarse dormido al volante, mientras conducía su coche.

Freeman, que se encuentra en la promoción de su última película, la taquillera El caballero oscuro, estaba consciente mientras era trasladado al hospital e incluso bromeó con los equipos de rescate cuando fue extraído del amasijo de hierros en el que quedó convertido su automóvil. Quizá a Freeman lo recuerden  por películas como las de Batman o por Million Dollar Baby (2004), pero el gran actor dejarán en su filmografía otras películas que no cosecharon tanto éxito pero que recibieron una buena crítica como Tiempos de gloria (1989) o Lucha por la vida (1987).