Miércoles, 6 de Agosto de 2008

El sector aéreo sufre un "retroceso internacional sin precedentes"

La oferta de vuelos mundial disminuirá un 7% en el último trimestre de 2008, casi 60 millones de plazas menos

EFE ·06/08/2008 - 16:01h

La oferta de vuelos de las aerolíneas en todo el mundo disminuirá un 7% en el último trimestre de 2008, ha informado este miércoles la empresa de estadísticas aéreas Official Airline Guide (OAG), al subrayar que el sector afronta su peor crisis. Según OAG, ese descenso constituye un "retroceso internacional sin precedentes".

Las líneas aéreas - ha precisado la firma especializada- ofrecerán 59,7 millones de plazas menos en los próximos meses de octubre, noviembre y diciembre, en comparación con el mismo trimestre del año anterior.

Asimismo, las aerolíneas, perjudicadas por la escalada de los precios del petróleo y la ralentización general de la economía, dejarán de operar rutas en 275 aeropuertos durante los últimos tres meses del año.

Crisis mundial

En ese periodo, el mercado nacional estadounidense será la principal "víctima" de la crisis, con una pérdida de casi 20 millones de plazas de avión. El número de vuelos también disminuirá en Asia y Europa, si bien las rutas transatlánticas registrarán un incremento de vuelos del uno por ciento en el último trimestre del año.

Esas estadísticas reflejan que la industria de la aviación puede estar afrontando una "desaceleración internacional mucho más grave" que las que ha sufrido en el pasado, ha afirmado Steve Casley, directivo de OAG. "La fortaleza del sector -ha subrayado Casley- se pondrá a prueba en los próximos meses, con aerolíneas, aeropuertos y pasajeros esperando a ver un rayo de luz al final del túnel".

Las cifras de OAG se publicaron después de que el consejero delegado de British Airways (BA), Willie Walsh, advertiera la semana pasada de que se da actualmente el "peor clima de negocios al que ha tenido que hacer frente la industria" de la aviación.

La aerolínea británica, que negocia su fusión con la española Iberia, anunció el pasado viernes una caída del 90,1% en los beneficios netos de su primer trimestre fiscal (abril a junio).