Lunes, 4 de Agosto de 2008

Hannibal Lecter es canadiense

Una grabación policial revela que el hombre que acuchilló repetidamente a su compañero de asiento en un autobús el pasado jueves se comió parte de su víctima tras degollarle

EFE / PÚBLICO.ES ·04/08/2008 - 21:55h

Un oficial intenta negociar con el sospechoso, con el autobús rodeado por la policía canadiense. /Foto AP

El pasajero de un autobús canadiense que decapitó a su compañero de asiento el pasado jueves, descuartizó y se comió parte de la víctima mientras la policía rodeaba el vehículo en el que ocurrió el ataque.

El macabro detalle se ha conocido tras la filtración en las últimas horas de una cinta de audio que recoge las conversaciones por radio de los agentes de policía mientras el atacante permanecía encerrado en el autobús con los restos de su víctima.

El presunto atacante fue identificado un día después como Vince Weiguang Li, de 40 años. El nombre de la víctima es Tim McLean, de 22 años de edad. En la cinta se puede escuchar a un policía, que apodó a Li con el nombre de Badger (tejón), decir que "está en la parte trasera del autobús, cortando trozos y comiéndolo".

Durante la transmisión, un agente a pie del autobús señala que Li tiene en su poder un par de tijeras y un cuchillo de grandes dimensiones y añade: "está profanando el cuerpo en estos momentos". Otro policía pregunta: "¿Sigue dentro del autobús?", a lo que el agente responde "Sí. Justo en frente, al lado de la puerta". "Está en la parte trasera del autobús despedazando el cuerpo", termina señalando el agente.

La policía canadiense ha señalado que nunca filtró la grabación, que durante varias horas estuvo disponible en YouTube, y que las conversaciones policiales no están destinadas a ser difundidas de forma pública. La policía todavía no sabe qué motivó el brutal ataque que se produjo en el centro del país, a unos 85 kilómetros al oeste de la ciudad de Winnipeg. Los testigos del ataque han descrito escenas espeluznantes con el atacante apuñalando hasta 60 veces a la víctima mientras ésta dormía en la parte trasera del autobús.

"Todo el mundo se bajó del autobús mientras el atacante cortaba a la víctima con toda la calma del mundo" 

La persona que se encontraba en el asiento de delante de donde ocurrió el ataque, Garnet Caton, declaró que Li se había montado en el autobús una hora antes del ataque y que se había comportado de forma absolutamente normal."De repente oí un grito. Cuando me volví vi al atacante de pie con un cuchillo de supervivencia, apuñalando al otro pasajero 50 ó 60 veces. Corrí hacia el conductor y le dije que parase el autobús, que alguien estaba acuchillando a un pasajero", explicó Caton. "Todo el mundo se bajó mientras el atacante, con toda la calma del mundo, cortaba a la víctima", añadió el testigo.

Según Caton, cuando el conductor del autobús, un camionero que paró para ayudar y él mismo subieron de nuevo al vehículo para ver qué estaba pasando, el atacante estaba "cortando tranquilamente a la víctima. Casi lo había decapitado y lo estaba destripando".

Li compareció el viernes ante un juez en la localidad de Portage la Prairie, a pocos kilómetros de donde se produjo el ataque, pero se negó a pronunciar una sola palabra. El juez preguntó a Li en varias ocasiones si estaba representado por algún abogado, pero el acusado se mantuvo en silencio con la vista clavada en el suelo. Se encuentra acusado por la policía de asesinato en segundo grado.