Lunes, 4 de Agosto de 2008

El paro no da tregua: sube en 36.492 personas en julio

Asciende por cuarto mes consecutivo, hasta los 2.426.916 de desempleados, la cifra más alta desde abril de 1998

PÚBLICO.ES / EFE ·04/08/2008 - 09:07h

El número de parados subió en julio por cuarto mes consecutivo y alcanzó las 2.426.916 personas, lo que supone un aumento del 1,5 por ciento respecto a junio y la mayor cifra registrada desde abril de 1998.

Estos datos ponen de manifiesto la gravedad del efecto que la crisis económica está teniendo en el mercado laboral, que en julio, un mes en el que tradicionalmente desciende el desempleo, sumó 36.492 nuevos parados.

Así, según los datos de los Servicios Públicos de Empleo, desde 1997, el paro siempre se ha reducido en un mes de julio con la excepción de los incrementos registrados en 2005 (14.557) y 2007 (4.469).

Menos afiliados 

La Seguridad Social no fue ajena a los efectos de la desaceleración y en julio el número de afiliados se redujo, por primera vez desde el pasado enero, en 15.016 personas, hasta situarse en 19.169.826 trabajadores.

Por primera vez el Ministerio de Trabajo no quiso facilitar el desglose de estos datos por lo que no es posible analizar los sectores y las comunidades más afectadas por el descenso en la afiliación.

El desempleo subió en once comunidades encabezadas por Andalucía

Tras reconocer que estos datos son "malos", el vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, insistió en que España cuenta con una fuerte "masa" de empleados donde "muchísima gente tiene trabajo".

Explicó que el aumento de la población activa y la "caída significativa" de los trabajadores del sector educativo que se produce en verano son algunos de los factores que han afectado a las cifras del paro.

Además, dijo, España, al crecer en los últimos años por encima de su potencial, se ha visto especialmente afectada por la desaceleación económica e insistió en que el pleno empleo tiene que ser un objetivo permanente para el Gobierno.

Según los datos de los Servicios Públicos de Empleo, en los últimos doce meses el paro ha aumentado en 456.578 personas, el 23,1 por ciento.

En julio, el paro aumentó en todos los sectores excepto en el colectivo sin empleo anterior, donde bajó en 2.300 personas (0,9%).

La cosntrucción, el más perjudicado 

De nuevo fue la construcción la que más contribuyó al incremento de desempleo con más de la mitad de los nuevos parados, 20.321, el 5,4 por ciento más que en junio; seguido de los servicios, con 12.515 (0,8%); industria, con 4.923 (1,6%) y agricultura, 1.033 (1,2%).

El desempleo afectó más a los hombres, con 34.684 parados más (3,3%) hasta las 1.086.102 personas, que a las mujeres, que sumaron 1.808 nuevas desempleadas (0,14%) hasta situarlas en 1.340.14.

Por edades, el desempleo afectó a los mayores de 25 años, que sumaron 39.093 nuevos parados (1,85%) respecto a junio, mientras que entre los jóvenes menores de 25 años se redujo en 2.601 personas (0,93%).

Trabajo considera "muy preocupante" la subida dy la achaca a los "territorios donde se dio un crecimiento económico acelerado, vinculado a la construcción"

Los extranjeros también resultaron afectados con 7.658 nuevos parados (2,96%) que situaron el total en 266.458.

El desempleo subió en once comunidades encabezadas por Andalucía (19.026) y Cataluña (10.542) y bajó en seis, especialmente en Galicia (3.390 parados menos) y Castilla y León (3.091).

Por último, los contratos en julio se redujeron en 128.452 y sumaron 1.626.466.

El Ministerio de Trabajo consideró hoy "muy preocupante" la subida del paro, que achacó sobre todo a los "territorios donde se dio un crecimiento económico acelerado, vinculado a la construccón".

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, abogó por mejorar "la empleabilidad y la colocación" potenciando los servicios de empleo de las comunidades autónomas y consideró "preciso" analizar y potenciar las circunstancias que fortalecen un tejido empresarial capaz de generar productividad y empleo.

El portavoz de Economía del PP en el Congreso de los Diputados, Cristóbal Montoro, calificó los datos de "dramáticos", acusó al Gobierno de actuar con "frivolidad" y le advirtió de que "así no se puede sostener" el sistema de protección social.

Desde CiU, el portavoz de Economía y Hacienda en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, reclamó al Gobierno que adopte con "urgencia" medidas que eviten que empeore la situación económica y laboral, extremo en el que coincidieron los sindicatos CCOO y UGT.