Domingo, 3 de Agosto de 2008

Alonso se queda a las puertas del podio en Hungría

Heikki Kovalainen consigue la primera victoria de su carrera aprovechándose de la ruptura de motor de Massa a tres vueltas del final del GP de Hungría

EFE ·03/08/2008 - 15:38h

LASZLO BELICZAY - EFE - El piloto brasileño Felipe Massa lideró gran parte de la prueba, pero a tres vueltas del final rompió motor y le cedió el primer puesto al finlandés Heikki Kovalainen.

El finlandés Heikki Kovalainen (McLaren) ha ganando el GP de Hungría, undécima prueba puntuable del mundial de F1, en la que el alemán Timo Glock (Toyota) ha sido segundo, mientras que Kimi Raikkonen (Ferrari) ha acabado tercero.

Kovalainen se encontró con el triunfo cuando el brasileño Felipe Massa (Ferrari), que iba primero desde el inicio de la carrera, rompió su motor en la vuelta 67, a tres para el final, hecho que permitió a su compañero Raikkonen entrar en el podio, cuando luchaba en la cuarta posición por adelantar a Glock, que hace dos semanas tuvo un accidente en Alemania y hoy subirá por primera vez en su carrera en la F1 al cajón.

El español Fernando Alonso (Renault) acabó en cuarta posición, tras un gran inicio de carrera en el que adelantó a Raikkonen, mientras que el gran favorito para el triunfo, el británico Lewis Hamilton (McLaren), tuvo un pinchazo en la vuelta 40 que le apartó del podio, pero finalmente entró quinto, lo que le permite seguir al frente de la clasificación del mundial de pilotos.

Massa intratable... y adiós motor 

Nadie dudaba del triunfo de Hamilton, después de haber conseguido la pole, pero ya se vio sorprendido en la primera vuelta cuando en el arranque de la carrera Massa se coló entre él y Kovalainen y ya entró en la curva cerrando al británico para impedir ser escupido fuera de la pista.

Cuando Massa tomó el timón de la carrera fue insuperable. A cada paso por delante de la línea de meta aumentaba tímidamente su ventaja respecto a Hamilton.

Por detrás, Alonso vivió una persecución con Raikkonen a un segundo del español. Fue en la segunda parada de ambos que Ferrari fue más rápida y el finlandés se puso delante.

Y llegó el momento fatídico de la vuelta 67 cuando Massa lideraba la carrera con comodidad y había levantado ligeramente el acelerador. El motor de su Ferrari explotó y Kovalainen, que sólo había subido dos veces al cajón, se encontró con su primera victoria en la F1.

Alonso, que repite posición, después del cuarto puesto que logró en Australia, lo que le permite sumar cinco puntos y atrapar a Max Webber, que acabó noveno y, por tanto, no entró en los puntos.

Después de esta prueba, la undécima del mundial de F-1, Lewis Hamilton adquiere un poco más de ventaja en la clasificación respecto al segundo. Antes de iniciar la carrera, tenía cuatro puntos con Massa, y ahora con Raikkonen en la segunda posición, el británico goza de cinco de ventaja.

Alonso, satisfecho

El piloto asturiano Fernando Alonso (Renault) ha dicho terminar satisfecho del GP de Hungría porque considera que ha sido su mejor carrera del año, a pesar de que en Australia también acabó cuarto, como en el circuito de Hungaroring.

Alonso señaló entre bromas que mañana inicia "de buen rollo" las vacaciones, aunque precisó que el buen resultado en Hungría tampoco le ha ayudado a tomar el descanso estival más animado.

El bicampeón español de la F1 atendió a los medios al finalizar la carrera, ante los que destacó que el cuarto puesto en Hungaroring había llegado producto de un elevado grado de fortuna, al recordar la retirada de Felipe Massa (Ferrari), cuando le explotó el motor, así como el pinchado de Lewis Hamilton (McLaren).

"En Australia tuve más suerte. Estaba octavo y, a falta de diez vueltas, de repente me puse cuarto", recordó Alonso, que destacó como aspectos más destacado de la carrera de Hungría que estuvo batallando "de tú a tú" con Kimi Raikkonen (Ferrari) y que mantuvo a raya a Hamilton cuando el británico se le colocó detrás a pocas vueltas para el final.