Viernes, 1 de Agosto de 2008

Un derrumbe mata a 16 estudiantes en una residencia en Turquía

El suceso, que también ha dejado al menos 27 heridos, se produjo por una explosión de gas. Otras cinco personas podrían seguir atrapadas.

REUTERS ·01/08/2008 - 08:02h

 

Una residencia femenina de estudiantes se ha derrumbado el viernes en el sur de Turquía debido a una explosión de gas, matando al menos a 16 mujeres estudiantes e hiriendo a otras 27, dijo el ministro del Interior, Besir Atalay.

Se teme que varias jóvenes sigan atrapadas entre los escombros del edificio de tres pisos en la localidad de Balcilar, en la cordillera de Toros, unos 340 km al sur de la capital, Ankara.

"Hemos sido informados de que 16 estudiantes murieron y 27 resultaron heridas. Creemos que hay cuatro o seis chicas más bajo los escombros", ha dicho Atalay a periodistas en la escena del derrumbe. Alrededor de 50 personas - estudiantes mujeres y profesoras - estaban en el edificio cuando se derrumbó por la explosión de gas,  han dicho residentes locales a Reuters.

La residencia, que se derrumbó como un castillo de naipes, estaba en la provincia de Konya y era ocupada por chicas de 8 a 16 años que estudiaban el Corán.

Merve Avci, una estudiante de 13 años que sufrió heridas leves, dijo a periodistas que había olido gas proveniente de un piso inferior, y después sintió la explosión.

"Estaba en la parte del edificio que no se derrumbó con cinco amigas (...), sentimos las llamas que subían desde abajo a los pisos superiores", contó, según la agencia de noticias Anatolian. "Gritamos para que nos salven", dijo la emisora NTV. Anatolian dijo que el edificio pertenecía a una fundación religiosa. Medios turcos agregaron que la escuela era ilegal porque los cursos de El Corán fuera del control estatal están prohibidos en Turquía.

El primer ministro, Tayyip Erdogan, tenía programado visitar la localidad.

Bajo los escombros

En la zona, decenas de hombres trabajaban con hachas y martillos para remover los escombros, con la asistencia de una poderosa máquina, y también de residentes locales. Imágenes de televisión mostraron como las chicas heridas eran trasladadas en un minibús a un hospital de una localidad cercana.

La única estructura que quedó en pie fue el armazón de una parte del edificio.