Archivo de Público
Jueves, 31 de Julio de 2008

El Comité Olímpico suspende a Riccò de toda actividad deportiva tras admitidir su dopaje

El ciclista italiano admitió este miércoles que tomó EPO de nueva generación

EFE ·31/07/2008 - 17:23h

ERIC CABANIS - AFP - El ciclista italiano ha admitido que sí consumió EPO durante el último Tour.

El Tribunal antidopaje del Comité Olímpico Italiano (CONI) ha suspendido este jueves al ciclista Riccardo Riccò tras haber admitido éste el uso de EPO de nueva generación durante la pasada edición del Tour de Francia.

El corredor, expulsado el pasado día 18 del Tour de Francia tras dar positivo por EPO de nueva generación en un control antidopaje, había confesado ayer en su primera comparecencia ante la fiscalía del CONI el uso de esta sustancia.

En una nota del CONI se explica que con la suspensión de toda actividad deportiva, el Tribunal Antidopaje "ha admitido la petición presentada ayer por la fiscalía, tras la comunicación de la Agencia francesa antidopaje del positivo de dicho ciclista de nivel internacional durante el Tour".

Por otra parte, su ahora ex compañero en el Saunier Duval, Leonardo Piepoli, compareció hoy ante la fiscalía antidopaje del CONI para ser interrogado sobre el caso Riccò como persona informada de los hechos.

Piepoli aseguró a su salida de la fiscalía del CONI que fue interrogado "sólo como testigo" y como "ex compañero de equipo de Riccò", y añadió que también habló con el fiscal del despido de ambos corredores por parte del Saunier-Duval.

Expulsados 

Tras el positivo de Riccò en el Tour, éste y su compañero Piepoli fueron expulsados del Saunier Duval por violación del código ético del equipo, según informó en su momento el equipo español. El manager general del equipo, Mauro Gianetti, manifestó que se "había perdido la confianza en los ciclistas italianos, y por eso el contrato de ambos ciclistas quedaba rescindido".

Riccò, de 24 años, había quedado segundo en el Giro de Italia tras Alberto Contador, y antes de ser expulsado del Tour había ganado las etapas en Super Besse y en Bañeres-de-Bigorre.

En su confesión de ayer, el ciclista precisó que durante su participación en el Giro "estaba limpio" y que usó la llamada la C.E.R.A., una nueva clase de EPO que aumenta los glóbulos rojos con una sola inyección, tan sólo antes de partir hacia la competición francesa.

Riccò aseguró además que se ha tratado de un "error" individual, exculpando así a su equipo, que decidió retirarse de la carrera francesa tras los resultados del control antidopaje.

Lamentó, también, que por su equivocación se hayan quedado sin trabajo algunos de sus compañeros, en referencia al despido de Piepoli.