Lunes, 5 de Noviembre de 2007

La policía palestina rodea el campo de refugiados de Balata en Naplusa tras un tiroteo

EFE ·05/11/2007 - 21:03h

EFE - La Policía palestina aisló hoy el campo de refugiados de Balata, adyacente a la ciudad cisjordana de Naplusa, tras un tiroteo entre sus agentes y hombres armados. Una patrulla palestina en una calle del campo de refugiados de Balata durante una operación israelí cerca de Naplusa, Cisjordania.

La Policía palestina aisló hoy el campo de refugiados de Balata, adyacente a la ciudad cisjordana de Naplusa, tras un tiroteo entre sus agentes y hombres armados, en los que resultaron heridas seis personas.

Los tiroteos desencadenaron una ola de disturbios callejeros en los que fueron lanzadas piedras y basuras.

Según testigos, unos 200 agentes palestinos han rodeado el campo y tomado posiciones en tejados próximos, en respuesta a los disparos que los milicianos efectuaron contra las fuerzas de seguridad leales al presidente Mahmud Abás, que trataban de patrullar por sus calles.

El primer tiroteo tuvo como blanco un todoterreno de la Policía, que sus ocupantes abandonaron en manos de un grupo de milicianos, la mayoría identificados con el movimiento Al-Fatah de Abas.

Cuando otra patrulla fue a recuperarlo sus miembros fueron nuevamente atacados, indicaron fuentes de seguridad.

En total, cinco civiles y un agente resultaron heridos por arma de fuego en los disturbios, que coinciden con el despliegue de más de 300 policías de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en la que es la mayor ciudad de Cisjordania, con unos 180.000 habitantes.

Naplusa no ha conocido presencia policial ni orden público desde 2002, año en el que Israel, durante la operación "Muro de Defensa", desmanteló cualquier seña institucional palestina.

Pero ello ha provocado también que las distintas milicias, blanco de las redadas israelíes, actúen ahora guiadas por intereses a veces distintos a los del gobierno de la ANP, con sede en Ramala.

El viernes, tras un acuerdo con Israel, Abás despachó a sus agentes a Naplusa en un proceso que tiene el objetivo de asumir poco a poco la responsabilidad en todo el territorio que la ANP tenía bajo su jurisdicción entre 1994 y 2000.