Archivo de Público
Miércoles, 30 de Julio de 2008

Unas vacas nacidas de la creatividad

Suso 33  y Víctor Ochoa participarán en Cowparade Madrid

MARTA JURADO ·30/07/2008 - 21:36h

JAVIER CASERO - Vista de las vaca de Cowparade en Madrid

Más de 100 esculturas se convertirán en transeúntes de las calles madrileñas entre enero y marzo. La responsable es Cowparade, una muestra de arte urbano en la que vacas de fibra de vidrio a escala real se disfrazarán de pintura de colores. Las habrá de pie, pastando y tumbadas en el barrio de Salamanca, zona centro y El Retiro.

Las alteraciones artísticas en la piel vacuna no son novedad. Este fenómenos artístico nació en Zurich en 1998 de la mente de un escaparatista suizo. Ya ha recorrido más de 50 ciudades en todo el mundo entre las que se encuentran Nueva York , Tokio o Buenos Aires.

Diferentes artistas plásticos reconocidos como el diseñador Antonio Alvarado, Suso 33 o el escultor Víctor Ochoa han confirmado ya su participación en el ‘maquillaje’ madrileño de estos animales. Cowparade engloba distintas disciplinas artísticas y su objetivo  es “reflejar la cultura local de cada ciudad y la democratización del arte en general”. Así lo aclaró ayer su director, José Cardoso, en la presentación en el Círculo de Bellas Artes.

El por qué de las vacas

Ha habido intentos de copiar esta iniciativa con otros animales pero según sus organizadores, “las vacas crean afinidad con las personas porque representan la ternura y la robustez al mismo tiempo”. Lo cierto es que para los artistas, el cuerpo de la vaca es una superficie amplia donde poder crear.

Suso 33 ya está acostumbrado a trabajar con materiales lejanos al lienzo ya que es pionero en el grafitti iconográfico y dice“ la calle es el contexto que inspira mis creaciones. He pensado en crear siluetas de vaca para Cowparade”.

El escultor Víctor Ochoa cree, sin embargo, que destruirá la vaca original y apunta  que el proyecto para él es como “una manada de vacas salidas de un psiquiátrico artístico”, bromea.

Las creaciones  todavía viven en la mente de los artistas elegidos, ya que hasta octubre no podrán decorar las criaturas. El taller de Pintura en vivo, que se situará en la plaza de Felipe II, será el lugar donde las vacas cobrarán vida artística.

El proyecto de Cowparade tiene además una vertiente social ya que alrededor de 60  vacas decoradas se subastarán en Christie’s con fines benéficos. José Cardoso aventura el éxito de la iniciativa y reconoce que Madrid es una ciudad que “vive una cultura de calle y por eso debería funcionar este proyecto mejor que en ningún sitio”.