Archivo de Público
Miércoles, 30 de Julio de 2008

El 'cracker del Pentágono' será extraditado a EEUU

Gary McKinnon pierde el recurso contra su extradición por lo que será juzgado en EEUU

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·30/07/2008 - 20:28h

Gary McKinnon no consigue evitar su extradición a EEUU pese a todo el apoyo popular en la Red.

El pirata informático británico Gary McKinnon, apodado "Solo" y conocido ya como el 'cracker del Pentágono', ha perdido un recurso judicial contra su extradición a Estados Unidos, donde se le reclama por haber accedido sin autorización a los ordenadores del Gobierno de ese país.

El tribunal de la Cámara de Lores, máxima instancia judicial del Reino Unido, respaldó una sentencia anterior del Tribunal Superior, que en el 2007 ordenó su extradición.

McKinnon se enfrenta a una larga pena de prisión si es condenado en EEUU, donde se le acusa de acceder entre febrero del 2001 y marzo del 2002 a 97 ordenadores de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA), el Ejército, la Marina, el Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea estadounidense, con el objetivo, según la acusación, de intimidar al Gobierno.

Pese al apoyo popular en la Red, McKinnon no consigue evitar la extradición

La fiscalía sostiene que alteró y borró archivos en una instalación naval poco después de los atentados del 11 de septiembre del 2001, lo que dejó los sistemas no operativos.

"Solo", de 42 años, admitió haberse colado en los ordenadores desde su vivienda en Londres, pero asegura que no quiso sabotearlos, sino que sólo buscaba información sobre ovnis para destapar una supuesta conspiración para ocultar avistamientos.

El abogado del acusado ha dicho que recurrirán el fallo al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Los representantes legales de McKinnon argumentan que no hay necesidad de juzgar a su cliente en Estados Unidos, sino que puede hacerse en este país, donde se le detuvo en el 2002, aunque hasta ahora no se le ha imputado ningún delito.

"Gary McKinnon no es ni un terrorista ni un simpatizante del terrorismo -declaró hoy su abogado-. Creemos que el Gobierno británico rechazó procesarle para permitir al Gobierno estadounidense sentar ejemplo con su caso". "Las consecuencias que afronta si es extraditado son desproporcionadas e intolerables", añadió.

El Tribunal Superior de Londres rechazó en el 2006 el recurso que McKinnon había presentado después de que el ministro del Interior de entonces, John Reid, autorizase el año anterior su extradición.

Según las autoridades de EEUU, la invasión informática de "Solo" tuvo un coste por seguimiento y corrección de los problemas estimado en unos 548.660 euros.