Archivo de Público
Miércoles, 30 de Julio de 2008

Piden un total de 3.140 años de cárcel para tres etarras del comando Madrid

La Fiscalía les considera culpables de un atentado que causó más de 90 heridos en 2001. Manex Zubiana, Lexuri Gallastegui y Ainhoa Múgica, que se negaron a participar en el juicio, despidieron el proceso con gritos a favor de ETA

EUROPA PRESS / PÚBLICO.ES ·30/07/2008 - 15:05h

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado un total de 3.140 años de cárcel para tres integrantes del 'comando Madrid' de ETA a los que acusa de haber participado en un atentado perpetrado en la capital que causó más de 90 heridos en 2001. Los tres etarras, que se negaron a participar en el juicio al negar la legitimidad del tribunal, despidieron el proceso con gritos a favor de la independencia de Euskadi y de los militantes de ETA.

Los acusados son Manex Zubiaga, alias 'José', Lexuri Gallastegui, alias 'Nuria', y la supuesta líder del 'comando', Ainhoa Múgica Goñi. Esta última aprovechó su turno de última palabra que le concedió el presidente del tribunal, el juez Alfonso Guevara, para ponerse en pie y gritar "¡Gora Euskadi Askatuta!" (¡Viva Euskadi libre!) y "¡Gora euskal gudariak!" (¡vivan los soldados vascos!). Al escuchar la proclama, los otros acusados respondieron al grito con otro sonoro "¡Gora!" respaldando a su compañera. Ante esto, el juez se limitó a cortarles el micrófono y decretar el juicio visto para sentencia.

La fiscal Ana Zoé ya había expuesto para entonces sus conclusiones finales, en las que pide 1.553 años de cárcel para Zubiaga y para Gallastegui. Les considera culpables de la comisión de un delito de pertenencia a organización terrorista, depósito de armas, depósito de explosivos, robo de uso de vehículo, 95 asesinatos en grado de tentativa, 5 de asesinato en grado de conspiración, estragos y falsedad documetal.

Para Ainhoa Múgica pide una pena de 34 años de prisión por los delitos de pertenencia a banda armada, depósito de armas de guerra y depósito de explosivos. La representante del Ministerio Público tan sólo llevó a cabo una modificación en el sentido de fijar definitivamente en 95 el número de lesionados resultantes del atentado que, en un principio, estaba dirigido contra el entonces subsecretario de Política Científica, Juan Junquera.

La fiscal basó su acusación en las declaraciones de la ya condenada por estos hechos Ana Belén Egües, quien, en su comparecencia ante la policía, admitió que Ainhoa Múgica y Olalla Guridi eran dirigentes de la banda terrorista. Esta etarra detalló además cómo Múgica recibía dinero y enviaba armas de la banda.

Nota manuscrita 

"Hay un dato científico que verifica la relación de Múgica con los autores, una nota manuscrita en la que se le atribuyen a Múgica órdenes puntuales del atentado", añadió la fiscal.

En relación a la participación de Zubiaga y Gallastegui, la Fiscalía considera que las declaraciones de Egües y del también condenado Aitor García avalan que eran colaboradores necesarios en la organización del atentado y que realizaron tareas de vigilancia. La propia Egües declaró en el juicio su "orgullo" por haber militado en ETA con los acusados.

Por su parte, las defensas de los tres etarras alegaron que en el presente caso se incurre en una excepción de cosa juzgada, ya que sus clientes ya habían sido condenados en Francia por el delito de asociación de malhechores.

En alusión a esta cuestión, el abogado de la AVT, Juan Carlos Rodríguez Segura, defendió que la asociación de malhechores y la de pertenencia a banda terrorista son distintas, ya que los hechos por los que fueron condenados en Francia son distintos a los que cometieron en España.