Archivo de Público
Miércoles, 30 de Julio de 2008

Los emigrantes españoles podrán votar por Internet

De la Vega propone el voto electrónico debido a las dificultades registradas en las urnas de las oficinas consulares y, además, anuncia el nombramiento de un embajador especial encargado de cerrar los acuerdos que permitan el voto a los inmigrantes

AGENCIAS ·30/07/2008 - 12:37h

 

El Gobierno cree que las nuevas tecnologías pueden ser un instrumento válido a la hora de facilitar el voto de los españoles residentes en el exterior dotándolo de mayores garantías de rigor y confidencilidad.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha comparecido en el Congreso, ante la Comisión Constitucional, para explicar la disposición del Gobierno a abordar reformas de la legislación electoral con el fin de facilitar el voto de los españoles residentes en el exterior, además de tratar los acuerdos necesarios para permitir el ejercicio del derecho de voto en las elecciones municipales a los ciudadanos extranjeros con residencia estable en España.

De ese modo, de la Vega ha propuesto que los españoles emigrantes puedan participar en las elecciones a través de Internet, el denominado voto electrónico, dadas las dificultades técnicas del voto en urna en las oficinas consulares.

Los emigrantes españoles podrán participar en las elecciones a través de Internet 

Por otro lado, también ha reiterado la voluntad del Gobierno de que los inmigrantes legales en España puedan votar en los comicios municipales y ha anunciado que el ejecutivo va a nombrar un embajador en misión especial para negociar con sus países de origen acuerdos de reciprocidad.

No obstante, ha avanzado que la propuesta tendrá un impacto limitado, ya que la Constitución o la legislación de los principales países de origen de los inmigrantes impide en la actualidad reconocer el derecho de sufragio en sus elecciones a los españoles (la reciprocidad).

De la Vega sólo se ha extendido sobre estas dos posibles reformas de la ley electoral y ha rechazado propuestas que busquen "cambiar el modelo electoral", ya que éste "ha contribuido decisivamente a la gobernabilidad y a la estabilidad política de España".

Voto digital para los españoles en el extranjero 

Respecto a la propuesta para establecer el voto presencial o en urna de los españoles residentes en el extranjero -que actualmente votan por correo-, De la Vega ha enumerado sus "dificultades técnicas".

Habría que habilitar un gran número de mesas electorales en las 157 demarcaciones consulares que mantiene España en la actualidad y colocar en cada una de las mesas 52 urnas para el Congreso y otras tantas para el Senado, con sus cabinas, miles de urnas y cientos de miles de papeletas.

Ha destacado además la dificultad de garantizar el secreto del voto en las oficinas consulares con pocos electores y lo complicado que puede resultar para muchos emigrantes desplazarse hasta los consulados en países con precarias y escasas infraestructuras.

Existen grandes dificultades para votar en muchos consulados 

Por todo ello, el Gobierno cree que las nuevas tecnologías "pueden constituir una buena herramienta de trabajo", porque abren la puerta al voto presencial en urna electrónica o el voto electrónico por Internet, "sin menoscabo y en convivencia con el voto por correo, ya sea manteniendo el sistema actual o volviendo, si así lo deciden sus señorías, a la legislación de 1995 de voto rogado -expresar por anticipado el deseo de votar-". 

Consenso para el voto de los inmigrantes

Respecto al voto de los inmigrantes residentes en España en las elecciones locales, De la Vega ha explicado que, por el momento, los tratados de cooperación y amistad firmados con Chile, Argentina, Colombia, Uruguay y Venezuela prevén la reciprocidad que exige la Constitución española, aunque se necesitan acuerdos complementarios.

El Gobierno tiene intención de negociar con esos países y también de explorar la posibilidad de firmar tratados similares en países cuya Constitución permite extender el derecho a voto a los extranjeros, como Bolivia, Paraguay, Perú o Islandia.

En otros países ni hay elecciones locales o es necesario el cambio de su Constitución o de su ley electoral, grupo en el que se encuentran China, Guinea Ecuatorial, India, Argelia, Pakistán, Brasil, Ecuador, Guatemala o República Dominicana.

La vicepresidenta también ha explicado ante la comisión que no consta la existencia de ninguna sentencia en la que el Tribunal Constitucional haya precisado el contenido de la "reciprocidad" exigida en el artículo 13 de la Carta Magna.

El Gobierno espera el máximo consenso para las nuevas reformas de la ley electoral

Invitó por ello a los grupos parlamentarios a estudiar, en la subcomisión que se creará en el Congreso, propuestas interpretativas de ese concepto, buscando siempre una lectura "razonada y razonable" del precepto.

Tras recordar que cualquier reforma de la ley electoral exigirá contar con 176 votos en el Parlamento, ha abogado por el máximo consenso y ha recordado que son los diputados quienes deben constituir en la Comisión Constitucional una subcomisión -ya solicitada- para analizar las diversas propuestas.

Para ayudar en esos trabajos, el Gobierno ya ha solicitado al Consejo de Estado un informe sobre las posibles reformas.

A pesar de las dificultades, la vicepresidenta reiteró el deseo del Gobierno de extender el ejercicio de ese derecho al máximo número de ciudadanos extranjeros residentes en España.