Archivo de Público
Lunes, 5 de Noviembre de 2007

Pristina rechaza el modelo de Hong Kong para Kosovo propuesto por Belgrado

EFE ·05/11/2007 - 16:57h

EFE - El presidente serbio, Boris Tadic (c), junto al primer ministro serbio, Vojislav Kostunica (i), y el ministro de Asuntos Exteriores, Vuk Jeremic, durante la reunión de la ronda de conversaciones sobre el futuro de Kosovo, que se celebró en Viena, Austria.

Pristina rechazó hoy el modelo de Hong Kong para Kosovo propuesto por Belgrado en la cuarta reunión "cara a cara" entre serbios y albano-kosovares sobre el futuro de esa provincia, que terminó sin acercamientos y con recriminaciones mutuas por el estancamiento de las negociaciones.

El presidente serbio, Boris Tadic, y el primer ministro, Vojislav Kostunica, defendieron ante los delegados y la "troika" mediadora internacional el modelo basado en "un país, dos sistemas" de Hong Kong como una alternativa "sostenible, funcional y estable".

La ex colonia británica pertenece desde 1997 a China, aunque disfruta de una amplia autonomía administrativa y política, incluida su pertenencia a algunas organizaciones internacionales.

La propuesta fue rechazada por Prístina como "totalmente inapropiada porque el trasfondo histórico de Kosovo y Hong Kong es muy diferente", explicó el negociador albano-kosovar Skender Hyseni.

"No se puede exportar modelos de un contexto histórico tan distinto", recalcó el negociador, quien agregó que "la única solución sostenible (para Kosovo) es la independencia".

Ambas delegaciones, como viene siendo costumbre en los últimos encuentros, se recriminaron mutuamente la falta de avances en las negociaciones, basadas en un documento de 14 puntos en el que la "troika" formada por la Unión Europea (UE), EEUU y Rusia resumía las posiciones de las dos capitales.

Tadic aseguró que no se produjeron "progresos cruciales", afirmó que la delegación albano-kosovar estaba tratando de evitar el contenido central de las negociaciones y advirtió sobre la posibilidad de "pasos unilaterales", en referencia a la proclamación de la independencia de Kosovo.

Poco después, Kostunica aseguró que "Hong Kong muestra que puede funcionar un acuerdo en base al entendimiento mutuo" y dejó entrever que los albano-kosovares no tienen voluntad de compromiso al reclamar como única solución la independencia.

Kostunica resaltó que no se pretende "trasplantar" el modelo de Hong Kong a Serbia, sino ejemplificar que "si la gente llega a acuerdos es posible encontrar una solución".

La delegación albano-kosovar volvió hoy a centrar sus propuestas en un tratado de amistad y cooperación entre dos Estados independientes que regule las relaciones entre Serbia y Kosovo, una vez que esta provincia sea soberana.

El mediador ruso de la troika, Alexander Botsan-Kharchenko, dijo que las conversaciones se celebraron hoy "en un buen ambiente", aunque reconoció que "no sirvieron para superar las diferencias".

"Las posibilidades (de un compromiso) siguen existiendo, aunque son muy escasas", reconoció el diplomático ruso en rueda de prensa.

El calendario de estas conversaciones se ha convertido en un factor de presión, ya que se trata de encontrar una salida antes del próximo 10 de diciembre, fecha en la que vence el plazo de 120 días de este último esfuerzo negociador internacional sobre Kosovo, provincia serbia de mayoría albanesa.

Las rondas anteriores se celebraron en los últimos dos meses en Nueva York, Bruselas y Viena, sin que las partes acercaran sus posiciones, que siguen siendo diametralmente opuestas.

El próximo encuentro está previsto para el 20 de noviembre en Bruselas, tres días después de las elecciones parlamentarias y municipales en Kosovo.

Según el mediador de la UE, el diplomático alemán Wolfgang Ischinger, todos los grupos étnicos de Kosovo participarán en las elecciones, lo que en los últimos comicios no sucedió cuando los serbios decidieron boicotear las urnas.

La "troika" internacional quiere aumentar el ritmo de las negociaciones hasta el 10 de diciembre, fecha en la que debe presentar al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, un informe con los resultados de las mismas.

El actual ciclo negociador, iniciado en agosto tras el rechazo ruso en el Consejo de Seguridad a aprobar un plan que otorgaba a Kosovo una independencia tutelada, es considerado crucial para la determinación del futuro de esa provincia.