Archivo de Público
Martes, 29 de Julio de 2008

Los prelados críticos con la Cope velan armas

Creen que con este fallo se acelerará la salida del locutor

·29/07/2008 - 22:53h

“La Cope hace sufrir a todo el Episcopado”, señalaba ayer un arzobispo español, horas antes de conocer la sentencia condenatoria contra Federico Jiménez Losantos. Y es que cada vez son más los prelados disconformes “en el fondo y en la forma” con la deriva mostrada en los micrófonos de la cadena episcopal por el locutor de La Mañana. Prueba de ello es el listado de nombres –adelantado por Público– que los obispos manejan desde hace semanas para sustituir a Losantos.

Sólo Rouco Varela y Martínez Camino quieren que agote el actual contrato

La intención de cambio es evidente, y fallos como el de ayer no hacen sino acelerar un proceso que, en todo caso, no depende única y exclusivamente de los obispos. Hasta la fecha, sólo el cardenal Rouco y el portavoz episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, sostienen que Losantos debe permanecer en antena hasta finalizar su contrato.

Silencio episcopal

Oficialmente, la casa de la iglesia mantuvo ayer un escrupuloso silencio, sin entrar a valorar la sentencia. Fuentes consultadas por este diario afirmaron que “lo mejor que podemos hacer es trabajar en silencio, puesto que hablar en público sólo supondría acrecentar la vanidad del personaje” y “tirar por tierra” las posibilidades de que abandone la emisora este otoño.

Las sentencias por injurias chocan de frente con el ideario de la Iglesia

El mutismo episcopal viene favorecido por la época estival. Tras la vuelta de Sydney, los obispos han tomado vacaciones, únicamente rotas por festividades locales o cursos de verano, como el que hoy inaugurará en Santander el cardenal de Toledo, Antonio Cañizares. El primado ha sido uno de los prelados que con mayor rotundidad se ha opuesto a la renovación de Losantos, junto al cardenal de Barcelona (Sistach) o al nuevo castrense, Juan del Río. En una reciente entrevista, el obispo de Málaga, Antonio Dorado, declaraba que “está mal que la Cope, que es un medio de comunicación social que pertenece a los obispos, tenga algunas personas que no son católicas y que usan su habilidad para traer oyentes con formas que no son propias de la Iglesia, como la difamación, las injurias o la grosería”.

Malestar en la Cope

La cuestión Losantos y su posible sustitución volvieron a tratarse en el Consejo de Administración que la Cope celebró el pasado jueves, aunque no se ha hecho pública ninguna decisión. Sí ha trascendido el malestar de algunos responsables de la cadena por el hecho de que el locutor, de vacaciones desde el 11 de julio, regresara a las ondas para criticar dos fallos judiciales: el del Supremo ante el 11-M y la condena conocida ayer. “Pero no quiso aparecer”, afirman fuentes eclesiales, en la programación especial de la Cope durante la Jornada Mundial de la Juventud, que acabó con la designación de Madrid como sede de su próxima cita en 2011.

Sea como fuere, lo cierto es que tanto esta sentencia como la que hace un mes condenó a locutor por injurias al alcalde Gallardón golpean de lleno el ideario de Cope. Una línea editorial que, al menos sobre el papel, quedó reforzada en la última reunión de la Comisión Permanente del Episcopado. En la rueda de prensa posterior a aquel encuentro, Martínez Camino tuvo que reconocer que “evidentemente injuriar y calumniar irían en contra del ideario de la Cope”.

Noticias Relacionadas