Archivo de Público
Miércoles, 30 de Julio de 2008

La bronca en el Foro Ermua llega a los tribunales

Ezkerra anuncia hoy una querella contra la Junta, que estudia su expulsión

Ó. L. F. ·30/07/2008 - 00:01h

Las revueltas aguas del Foro Ermua llegan a los tribunales. El escritor Iñaki Ezkerra, presidente del colectivo ciudadano hasta que el pasado 20 de julio una asamblea extraordinaria del movimiento le destituyó, anunciará hoy en rueda de prensa en Madrid la presentación de una querella contra los miembros de la actual Junta Directiva del colectivo cívico por supuestas irregularidades, según confirmó ayer a este diario el propio Ezkerra.

Éste recalcó a Público que, pese a la asamblea de hace nueve días, él se sigue considerando el presidente del colectivo y que, como tal, acude a dicho acto, presentado por fuentes cercanas al escritor como “una auténtica refundación del Foro”. El escritor aseguró que no estará sólo en el anuncio de la querella y que contará con la presencia de otro crítico, Ernesto Ladrón de Guevara, así como de los dos abogados que realizaron el dictamen sobre las supuestas irregularidades de funcionamiento y económicas que servirá de base a la querella. Ezkerra añadió que también se leeran mensajes de apoyo de otros miembros del colectivo.

“Expulsión definitiva”

La respuesta de la actual Junta no se hizo esperar. En un comunicado de cinco puntos hecho público a última hora de la tarde de ayer, sus miembros negaban “capacidad ni legitimidad” a Ezkerra para convocar en nombre del Foro Ermua ningun acto. Además, acusaron al ex presidente de filtrar “mentiras e insidias” y de anteponer “sus intereses personales” a los del colectivo.

También ayer, la Junta remitió una segunda norta en la que informaba sobre la apertura de un expediente sancionador de expulsión definitiva contra Ezkerra y otra disidente, Isabel Calero, por “reiterada desobediencia”. Según la Junta, la actitud de ambos en las últimas semanas ha provocado “graves daños al Foro Ermua”, por lo que no descartan emprender “acciones judiciales” contra ellos.

El cruce de descalificaciones entre ambos sectores del colectivo continuó ayer en idénticos términos a como se ha desarrollado en las últimas semanas. Ezkerra personalizó sus ataques en Inma Castilla de Cortázar, vicepresidenta durante su mandato y cabeza visible de la actual Junta, a la que acusó de gastar el dinero “alegremente”. Ésta calificó a Público las acusaciones de “disparate”.

De la "parálisis" a la gresca en menos de un mes

1.- La crisis salió a la luz a comienzos de julio, cuando la mayor parte de la Junta suscribió un comunicado crítico con la labor de Ezkerra, elegido apenas diez meses antes. Le acusaron de provocar la “casi parálisis” del Foro.

2.- Sus críticos convocaron una asamblea extraordinaria en Vitoria el 20 de julio para renovar los cargos. Pese a los intentos de Ezkerra por impedirla –pidió una auditoria–, se acordó su relevo.

3.- Desde entonces, Ezkerra se ha atrincherado en el argumento de que aquella asamblea fue “nula” y que él sigue siendo el presidente. La nueva Junta lo niega.