Archivo de Público
Martes, 29 de Julio de 2008

Siete serbobosnios condenados a 284 años por la matanza de Srebrenica

Los ex-policías han sido acusados de matar a 8000 musulmanes

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·29/07/2008 - 19:22h

REUTERS - Munira Subasic, que perdió a su marido en la masacre de Srebrenica, llora al conocer la sentencia.

Siete serbobosnios han sido condenados a penas de entre 38 y 42 años de prisión por su implicación en la masacre de unos 8.000 varones musulmanes de Srebrenica (Bosnia) en 1995, en el primer proceso por genocidio ante la justicia bosnia.

Estos inculpados ejecutaron siendo perfectamente conscientes a centenares de musulmanes con el objetivo de exterminar de manera permanente a los habitantes musulmanes de Srebrenica", declaró el juez Hilmo Vucinic durante la lectura del veredicto, ante el Tribunal bosnio de crímenes de guerra.

Según el acta de acusación, estos hombres fueron imputados por la ejecución de "más de mil varones musulmanes" encarcelados en el almacén de una cooperativa agrícola en Kravica, cerca de Srebrenica.

Los siete hombres fueron condenados a penas de entre 38 y 42 años de cárcel, precisó el juez, que añadió que otros cuatro acusados en el mismo caso fueron absueltos.

Seis de los siete hombres condenados fueron reconocidos culpables de "genocidio por su participación directa en la ejecución" de víctimas, explicó el juez Vucinic.

El séptimo, Milos Stupar, de 42 años, comandante de la unidad de la que los demás eran miembros, fue condenado por no haber impedido la ejecución ni castigado a sus autores, según el juez.

La masacre

Después de haber participado en la expulsión de cerca de 25.000 mujeres, niños y ancianos musulmanes de Srebrenica, estos hombres "condujeron el 13 de julio (de 1995) en autocares a más de mil varones musulmanes hasta el almacén de Kravica", según el acta de acusación.

"La mayoría" de estos prisioneros fueron ejecutados en el almacén la misma noche "con disparos de fusiles automáticos y granadas de mano", añadía el acta.

La masacre de unos 8.000 hombres y ancianos musulmanes perpetrada el 13 de julio de 1995, dos días después de que las fuerzas serbobosnias tomaran el enclave musulmán, protegido por la ONU, fue la peor matanza cometida en Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial, fue calificada en 2007 de acto de genocidio por la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Las detenciones

Considerado como uno de los artífices de la matanza, el ex líder político de los serbobosnios, Radovan Karadzic, fue detenido el 21 de julio en Belgrado.

Su brazo derecho durante la guerra de Bosnia, el ex jefe militar de las fuerzas serbobosnias, Ratko Mladic, es el último fugitivo del TPI buscado por la masacre de Srebrenica. Según fuentes diplomáicas estaría residiendo en Serbia.