Archivo de Público
Martes, 29 de Julio de 2008

Zapatero califica la firma de la "hoja de ruta" del diálogo social como un "día para la confianza"

Se trata de la firma de la "Declaración para el impulso de la economía, el empleo, la competitividad y el progreso social"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·29/07/2008 - 14:19h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo hoy que es un día para la "confianza" porque se abre una nueva etapa de diálogo social que permitirá remontar las "serias" dificultades económicas, recuperar el creciminto, crear empleo y mantener la protección social.

Zapatero lo aseguró así en la rueda de prensa posterior a la firma de la denominada "hoja de ruta" del diálogo social para esta legislatura, que esta mañana ha firmado con los presidentes de la CEOE y CEPYME, Gerardo Díaz Ferrán y Jesús Bárcenas, y con los secretarios generales de CCOO y de UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez.

La "Declaración para el impulso de la economía, el empleo, la competitividad y el progreso social" consta de diez páginas y en ella se afirma que la economía española ha pasado de crecer y crear empleo a ritmos "intensos", a experimentar una fuerte "desaceleración" que ha provocado un "importante" impacto negativo en las empresas y en la creación de puestos de trabajo.

El acuerdo es "beneficioso" para el "bienestar de todos los españoles"

Según Zapatero, el acuerdo logrado es "beneficioso" para el "bienestar de todos los españoles" y agradeció por ello la "responsbilidad y el sacrificio" de empresarios y sindicatos, en las "circustancias actuales".

El jefe del Ejecutivo consideró que los cinco temas prioritarios del acuerdo son: el apoyo a las empresas para que encuentren vías de financiación, mantener la protección social ante el desempleo incentivando la recolocación y desarrollar la ley de igualdad.

Reformar la seguridad social dentro del Pacto de Toledo y mejorar la capacidad de crecimiento de la economía a través de la formación profesional y la I+D+i, son los otros asuntos que enumeró. El presidente reiteró el compromiso de la Presidencia del Gobierno de "cumplir fielmente" con lo pactado, de "compartir" decisiones y de movilizar nuevos recursos, todo ello con "responsablidad y serenidad".

Según la declaración, los objetivos son la modernización de los servicios públicos de empleo para que los parados tengan itinerrios personalizados de búsqueda, la seguridad y la salud en el trabajo, seguir vinculando inmigración y empleo, igualdad entre hombres y mujeres, mayor formación e inversión en capital humano y el sostenimiento, mejora y adaptación del sistema de protección social.

La declaración parte de un diagnóstico compartido de la crisis, palabra que, de nuevo, Zapatero ha eludido, mientras que no ha faltado en las intervenciones de Fidalgo, Méndez, Díaz Ferrán y Bárcenas.

En su repaso del anterior proceso de diálogo social, iniciado en 2004, Zapatero destacó que hay 2,6 millones de trabajadores más, la tasa de empleo está en el 65,9, la de paro en el 10,4, la de temporalidad está por debajo del 30 por ciento, el PIB ha crecido en más de 200.000 millones de euros y la renta ha superado la media de la UE, por encima de Italia.

A su juicio, éstas son las condiciones para afrontar el futuro y demuestran que el diálogo social es fructífero y que España es un país capaz de lograr las "metas que se proponga en lo económico y en lo social".