Archivo de Público
Martes, 6 de Noviembre de 2007

Tomar la teta beneficia al corazón

Investigadores norteamericanos han descubierto que los bebés a los que sus madres dan el pecho tienen más colesterol bueno y menos sobrepeso

ANTONIO GONZÁLEZ ·06/11/2007 - 08:05h

Una madre da de mamar a su hijo. SXC

Los bebés que maman son menos proclives a tener en la madurez factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, como exceso de peso o colesterol malo (LDL), según una investigación presentada ayer en Orlando (EEUU), en un encuentro de la Asociación Americana del Corazón. La investigación incluyó a 962 personas –con una edad media de 41 años de edad–, de las cuales el 26% había sido alimentado de forma natural, así como a sus madres (393 mujeres).

Según explica uno de los autores, Nisha I. Parikh, del Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston (EEUU), los adultos que habían sido alimentados con leche materna tenían un 55% más de posibilidades de tener niveles elevados de colesterol de alta densidad (HDL) o colesterol bueno. Además, presentaban una tasa mayor de HDL que los alimentados con leches comerciales.

Por otro lado, los que tomaron la teta en su infancia tenían un índice de masa corporal (IMC) de 26,1, frente al 26,9 de los que tomaron biberón. Según este índice, que se calcula dividiendo el peso en kilos por el cuadrado de la altura en metros, los adultos con un IMC de 25 o superior tienen sobrepeso y están expuestos a un mayor riesgo cardiovascular.