Archivo de Público
Martes, 29 de Julio de 2008

La fusión de Iberia y British Airways dará lugar a la tercera aerolínea mundial

El objetivo es mantener ambas marcas bajo el paraguas de un nuevo grupo aéreo, al estilo de Air France y KLM, pero con la estructura de un hólding

A.M.VÉLEZ/V. ZAFRA/L.GÓMEZ ·29/07/2008 - 12:36h

 

Iberia y British Airways abrieron ayer conversaciones para fusionarse y crear la tercera aerolínea del mundo por ventas y la quinta por pasajeros y flota. Ambas prevén cerrar antes de un año una unión "entre iguales" anunciada a los nueve años de la entrada de British en el capital de Iberia. El mecanismo será un canje de acciones, sin dinero en efectivo.

La ecuación que baraja el mercado es de dos títulos de Iberia por cada uno de British.

Los máximos responsables de Iberia y British Airways, Fernando Conte y Willie Walsh (presidente y consejero delegado de ambas empresas, respectivamente), insistieron ayer en que quieren crear un grupo "fuerte". "Sólo sumando se puede seguir creciendo en este sector", dijo Conte. Ambos destacaron que son empresas "complementarias".

Con muchos detalles por cerrar, la operación, para la que no se esperan trabas de Competencia, se basa en apostar por los puntos fuertes de cada parte: para Iberia, Latinoamérica; para British, Norteamérica, Asia y África. La criatura nacerá marcada por el crudo -que está por las nubes-, y la ralentización económica. Respetará ambas marcas (cada una con su consejo de administración) y estará pilotada desde una tercera sociedad, con su propio órgano gestor, que cotizará en las bolsas de Londres y Madrid y cuya ubicación y composición están por definir.

Los actuales accionistas de ambas compañías aportarán sus títulos a esa sociedad. British duplica en bolsa el valor de Iberia, pero su capital está más disperso. Por eso, Caja Madrid (23% de Iberia) será, según fuentes de la entidad, el primer socio del nuevo grupo, con entre el 8% y el 10%.

La nueva compañía, dijo Walsh, tendrá dos de los hubs (centros de interconexión de vuelos) "más importantes del mundo", el de Madrid-Barajas y el de Londres-Heathrow.
La operación gustó a todos: al mercado, que premió a Iberia y British con subidas del 20,7% y el 5,9%, respectivamente; a los accionistas de ambos grupos y a los sindicatos de Iberia,que no prevén impactos notables en la plantilla.

De concretarse, sería la mayor operación del sector en Europa desde la compra de KLM por Air France en 2003.

Dos empresas diferentes unidas por el combustible

Los sindicatos de British Airways (BA), que tiene 42.000 empleados (casi el doble que Iberia), miran con desconfianza los planes de fusión con la aerolínea española. A primeros de año, los pilotos de BA estuvieron cerca de la huelga días antes del lanzamiento de Openskies, filial fundada para sacar partido al acuerdo de cielos abiertos entre EEUU y la UE, que ha sido uno de los detonantes de la fusión. 

British Airways domina las rutas con Estados Unidos y tiene una buena posición en Asia. En el último ejercicio fiscal, hasta marzo de 2008, BA trasladó a 33 millones de pasajeros a más de 140 destinos (casi los mismos viajeros que Iberia, con 109 destinos). Los beneficios antes de impuestos de la británica crecieron un 45%, hasta 883 millones de libras (1.120 millones de euros, frente a los 446 millones de Iberia), con una subida en el coste del carburante del 6,4% respecto al año anterior. La británica pagó dividendos por primera vez en ocho años.

Pero los nubarrones para BA estaban ya en el horizonte. La inauguración de su nueva sede, en la T5 de Heathrow, en marzo, fue un desastre absoluto, que dañó su reputación internacional. La compañía canceló 500 vuelos y extravió 20.000 maletas cuando empezaba a recuperarse de ser, en 2007, el peor operador europeo en retrasos y pérdidas de maletas. Willie Walsh se atrincheró en su cargo, pero declinó la bonificación que le correspondía.

El desbarajuste de la mudanza fue un problemilla frente a la “peor crisis en la industria de la aviación”, según el presidente de BA Martin Broughton, que ha obligado a la aerolínea a revisar sus objetivos para hacer frente a la carestía del carburante y el freno económico mundial.

Mientras Iberia coqueteaba con la compra de Spanair (desestimada en mayo) y forzaba la fusión entre su participada de bajo coste Clickair y Vueling, BA paralizó recientemente la expansión del 2,8% prevista este año en capacidad, recortando la frecuencia de los vuelos de corto trayecto, pero sin dejar fuera de servicio ningún aparato. La reducción de los trayectos de larga distancia se conocerá a principios de agosto, cuando BA presente sus resultados trimestrales.

La operación en números 

Las compañias han anunciado que la fusión contaría con una capitalización conjunta de unos 5.000 millones de euros a precios del lunes.

La fusión se haría mediante un intercambio de acciones entre ambas compañías a través de una sociedad de nueva creación para adquirir Iberia y British Airways de forma simultánea.

Iberia dijo que en la actualidad posee 34,5 millones de acciones de de British Airways representativas de un 2,99% de su capital, así como una posición económica tomada en derivados financieros por un 6,99 por ciento del capital de British Airways. Por su parte, British tiene una participación en torno al 13 por ciento en la española. Pero indicó que "actualmente Iberia no tiene intención de incrementar su exposición económica en relación con el capital de British Airways por encima del 9,99%".

Tras la suspensión de la cotización de las acciones de Iberia en Bolsa por el anuncio de sus planes de fusión con British airways, los títulos de Iberia volvieron a cotizarse con un precio de 1,85 euros, lo que sisgificío una subida de 8,19% con respecto a los 1, 71 que marcaba antes de suspenderse, y de un aumento de 12, 8% respecto al del cierre de ayer.

Por su parte, las acciones de la aerolínea británica ganaban un 6,18%, hasta los 249 peniques, tras el anuncio de sus conversaciones con Iberia.

Iberia dijo que el grupo fusionado mantendría las marcas de British Airways e Iberia. Asimismo, la entidad fusionada cotizará en las bolsas de Londres y Madrid.