Archivo de Público
Martes, 29 de Julio de 2008

La policía encuentra una pistola y material para fabricar bombas en Torremolinos

En una cantera próxima al lugar en el que esta madrugada ha explotado una bomba de escasa potencia

PÚBLICO.ES / EFE ·29/07/2008 - 11:24h

 

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han hallado una pistola y dos cargadores entre otro material en una cantera próxima al lugar en el que esta madrugada ha explotado una bomba de escasa potencia en Torremolinos (Málaga).

Fuentes de la investigación han informado de este hallazgo en el que, además de la pistola y los dos cargadores con munición 9 milímetros parabelum, se han encontrado dos pilas de petaca, un temporizador, un reloj-detonador y una riñonera negra.

Las fuentes no dudan de la relación entre este hallazgo y la explosión de anoche en un punto de la playa de la localidad malagueña.

Un kilo de explosivo dentro de un recipiente

El artefacto que explotó sobre las 00.20 horas en las cercanías del hotel Sol Aloha Puerto de Torremolinos, en el barrio de La Carihuela estaba compuesto por menos de un kilo de explosivo, y estaba en el interior de un recipiente.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Málaga mediante una nota de prensa, la composición del explosivo está siendo analizada por los especialistas de los Tedax del Cuerpo Nacional de Policía, que han mantenido la zona acordonada durante toda la noche.

ETA contra el turismo

La bomba que durante la pasada noche estalló en una playa de la localidad malagueña de Torremolinos eleva a 163 el número de atentados de ETA contra intereses turísticos desde que en 1979 la banda terrorista comenzara a atacar este tipo de objetivos.

Además de los daños materiales ocasionados en estos ataques, los atentados contra el turismo han dejado un saldo de una persona muerta y otras 92 heridas.

En 2003 ETA declaró al sector del turismo como objetivo permanente debido a su importancia económica para España, aunque para entonces llevaba 24 años con ataques. Dentro de sus campañas contra los intereses turísticos, la banda terrorista ha colocado bombas en hoteles, zonas de recreo de las costas, vías férreas o infraestructuras relacionadas con el sector.

Desde que se realizaran los primeros atentados en 1979 han sido dieciséis las campañas de ataques contra el turismo, incluyendo la de este año, que registra ya cinco atentados, cuatro en las localidades cántabras de Noja y Laredo cometidos el pasado día 20 y el de esta noche en Torremolinos.