Lunes, 5 de Noviembre de 2007

La fiscalía pide de nuevo la absolución de Ibarretxe, López y Ares

GUILLERMO MALAINA ·05/11/2007 - 19:56h

La Fiscalía solicitó ayer de nuevo la absolución del lehendakari, Juan José Ibarretxe, y de los dirigentes socialistas vascos Patxi López y Rodolfo Ares en la causa abierta por haberse reunido con representantes de Batasuna durante el frustrado proceso de paz y normalización política.

La Fiscal-jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, María Ángeles Montes, presentó ayer por la tarde ante la Sala Civil y Penal un escrito en el que reitera los mismos argumentos jurídicos que ya manejó durante el proceso de instrucción para pedir el sobreseimiento y archivo de esta causa.

A su juicio, los imputados no han incurrido en infracción penal alguna, ya que no hay indicios que apunten que tuviesen voluntad de "desacatar" la autoridad competente durante el alto el fuego de ETA.

Es más, a lo largo de estos meses, María Ángeles Montes ha sostenido que no consta, "en modo alguno", que los encuentros tuvieran como fin "favorecer la acción delictiva del complejo terrorista dirigido por ETA, sino todo lo contrario".

La Fiscalía quema así el último cartucho para evitar la celebración del juicio oral, después de que el magistrado instructor Roberto Saiz dediciera la apertura del mismo.

Banquillo de los acusados

El auto de Saiz, conocido hace justo una semana, abría las puertas de los tribunales para hacer una fotografía inédita: el lehendakari sentado por primera vez en la historia en el banquillo de los acusados, junto a los dos máximos responsables del PSE-EE, Patxi López y Rodolfo Ares, y los dirigentes de Batasuna Arnaldo Otegi, Juan José Petrikorena, Rufino Etxeberria, Olatz Dañobeitia y Pernando Barrena, el único que se encuentra hoy por hoy en libertad.

La Fiscal-jefe del TSJPV pidió de nuevo ayer la absolución de todos ellos, justo cuando expiraba el plazo de tres días hábiles dado en su auto por Roberto Saiz para que formulase un escrito de acusación o "lo que estimara procedente".

A juicio de la fiscal Montes, ahora procede insistir de nuevo en la petición del archivo de la causa siguiendo la doctrina marcada ya por el Tribunal Supremo.

Este tribunal rechazó en el año 2006 una querella interpuesta por el sindicato Manos Limpias contra el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, Patxi López y Rodolfo Ares por la reunión mantenida, y ahora encausada de nuevo, por estos dos dirigentes socialistas en Euskadi con representantes de Batasuna.