Archivo de Público
Lunes, 28 de Julio de 2008

Primera condena en el escándalo de Siemens

El juez tiene "sospechas" de que toda la cúpula conocía el sistema de sobornos en la multinacional

GUILLEM SANS MORA ·28/07/2008 - 22:13h

Un tribunal de Múnich condenó ayer a un directivo de Siemens a dos años de prisión bajo fianza y a pagar 108.000 euros de multa. Se trata de la primera sentencia en el escándalo de sobornos de la compañía alemana, uno de los mayores de la historia del país. El consorcio habría gastado 1.300 millones de euros en sobornos para conseguir encargos en todo el mundo.

En este caso, los jueces consideraron probado que Reinhard Siekaczek malversó 53 millones de euros. Este directivo de 57 años, considerado una de las figuras clave del escándalo, desvió esa cantidad a cajas negras usadas para los sobornos con el acuerdo de superiores y otros empleados.

Tras su detención a finales de 2006, Siekaczek explicó a la Fiscalía cómo funcionaba el sistema de cajas negras, montado a partir de empresas fantasma y contratos falsos de asesoría. Por eso, la condena ha sido menor.

En la sentencia, el juez Peter Noll lamentó que altos directivos de Siemens se negaran a testificar en el proceso. La vista “ha alimentado la sospecha de que la directiva central estaba al tanto” del sistema de cajas. El ex presidente de Siemens Heinrich von Pierer abandonó su puesto de “asesor de innovación” del Gobierno de Angela Merkel.