Archivo de Público
Lunes, 28 de Julio de 2008

Las cámaras catalanas auguran ajuste hasta 2011

Creen que la actual crisis no puede compararse con la de principios de la década de los noventa.

ALBERT MARTÍN VIDAL ·28/07/2008 - 21:52h

Las Cámaras de Comercio de Catalunya presentaron ayer su esperado balance económico de 2007, casi exclusivamente centrado en la actual crisis, que, según indicaron, podría alargarse durante dos o tres años más.

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, explicó que la actual situación no puede compararse a la crisis que entre 1991 y 1993 se dio en España: “Entonces el PIB cayó un 1% y el paro era del 22,4%, ahora estamos en el 10%”. Valls recordó, en tono optimista, que tras aquel trienio se encadenaron “14 años de crecimiento”.

El conseller de Economia, Antoni Castells, que presidió el acto, precisó que el peor momento en lo que a “impacto psicológico” se refiere es el actual: “Las cifras interanuales pueden ser aún peores, pero el cambio más brusco lo estamos viviendo ahora”.

Las cifras que ofreció Castells tampoco invitaban al optimismo. La economía catalana creció sólo un 1,5% en el segundo trimestre de este año, lo que supone que en medio año ha caído a la mitad, pues en el último trimestre del pasado año aumentó un 3,1%. El paro en Catalunya se mantiene en torno al 7,6%.

El conseller apostó por “medidas inmediatas y medidas de fondo” para “ayudar a los sectores más perjudicados” y salir “reforzados” de esta situación. “Demos aprovechar la oportunidad de hacer cambios, y convertir aquello que es conveniente en algo inevitable”, dijo.