Archivo de Público
Lunes, 28 de Julio de 2008

Llegan a París los dos etarras detenidos cerca de Dijon

EFE ·28/07/2008 - 13:55h

EFE - Miembros de la Policía francesa pemanecen en el exterior de la vivienda situada en una pequeña localidad aislada, Arceau (Dijon, Francia), donde el pasado viernes detuvieron a los etarras Asier Eceiza y Olga Comes, durante el registro que efectuaron en la misma.

Los dos etarras detenidos el pasado viernes por la tarde en las proximidades de Dijon (este de Francia) fueron trasladados hoy tarde a París con vistas a su presentación mañana ante un juez antiterrorista.

Olga Comes, supuesta componente del comando Vizcaya de la banda terrorista, y Asier Eceiza, presentado como uno de los presuntos responsables del aparato militar de ETA, fueron conducidos a la Subdirección Antiterrorista (SDAT) en las afueras de la capital francesa, indicaron a Efe fuentes próximas a la investigación.

El registro de la vivienda de Montmançon, un pueblo ubicado a una veintena de kilómetros al este de Dijon, concluyó sin que se hubiera conseguido "nada especialmente significativo", de acuerdo con las fuentes.

El propietario de la vivienda, que la había alquilado hace unas semanas, ha identificado a Comes, que fue detenida, junto a Eceiza, por los gendarmes después de protagonizar un accidente de tráfico con un coche robado, un Citroen C-4, y darse a la fuga. Dijeron ser miembros de ETA nada más ser capturados.

El casero no ha podido identificar a Eceiza y tampoco ha podido aclarar si hubo otras personas que ocuparan la vivienda, una de las hipótesis barajadas.

Los investigadores no han encontrado indicios de que otros supuestos terroristas que estuvieran en la vivienda huyeran al tener conocimiento del arresto de Comes y Eceiza, que al ser capturados dieron a los gendarmes inmediatamente sus nombres reales, lo que propició que la noticia se difundiera con rapidez.

En el vehículo en que viajaban ambos se encontró un revólver que procede de un robo ocurrido en octubre de 2006 en un almacén de Vaubert, cerca de Nîmes, cuando un comando de ETA sustrajo unas 350 armas.

Comes y Eceiza van a seguir en manos de los agentes de la (SDAT) hasta que pasen mañana a disposición judicial con vistas a su procesamiento.

En casos de terrorismo, los detenidos pueden permanecer un máximo de 96 horas bajo custodia policial antes de pasar a disposición judicial.

A Eceiza, de 30 años, fuentes de la lucha antiterrorista española lo consideran un lugarteniente del jefe de los comandos de ETA, Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", mientras que Comes podría haber participado en el seguimiento a un concejal socialista vasco al que la banda planeó secuestrar y asesinar.