Archivo de Público
Lunes, 28 de Julio de 2008

El Gobierno iraquí desmiente la muerte de siete fieles chiíes cerca de Bagdad

EFE ·28/07/2008 - 08:45h

EFE - Un hombre distribuye comida a los peregrinos chiítas que se dirigen al sepulcro del imán Musa Kadhim en el distrito de Kadhimiyah, Bagdad, Irak ayer domingo 27 de julio.

El general iraquí Qassem Atta, portavoz del plan de seguridad para Bagdad, desmintió las informaciones recogidas ayer por medios de comunicación iraquíes e internacionales sobre la muerte de siete peregrinos en Madain, 30 kilómetros al sur de la capital.

Atta explicó, en un comunicado, que "las patrullas desplegadas en Bagdad y sus alrededores no informaron de ningún ataque contra los peregrinos chiíes que llegaron a la capital desde las provincias del sur".

Según las noticias difundidas ayer, los fieles, de confesión chií, fueron tiroteados cuando se dirigían a pie al mausoleo del Imán Musa al Kazem, en el barrio de Kazamiya, para conmemorar el aniversario de su fallecimiento.

El portavoz explicó que los responsables de la seguridad se han asegurado de que las informaciones no eran auténticas, y subrayó que los peregrinos se dirigieron hacia el mausoleo sin incidentes relacionados con la seguridad.