Archivo de Público
Lunes, 28 de Julio de 2008

Solbes: "La crisis la tenemos que pagar todos"

El vicepresidente económico advierte de varios trimestres con un crecimiento "alrededor" del 1,6%

BELÉN CARREÑO ·28/07/2008 - 10:31h

 

Según los manuales terapéuticos, el primer paso para salir de un problema es reconocerlo, y el vicepresidente segundo de Economía, Pedro Solbes, realizó ayer en el Congreso un ejercicio de aceptación. Solbes habló de crisis sin tapujos, aunque dispersó el término a lo largo de su discurso de modo subliminal, y ofreció su receta para superarla: que cada uno cargue “con la parte que le corresponde”.

El vicepresidente instó a comunidades autónomas, ayuntamientos, empresarios y sindicatos a asumir su parte “del coste total” de la crisis. En su opinión, si cada grupo intenta “evitar la carga correspondiente” el resultado será una prolongación de la crisis.

Dinero de contribuyentes

Llamó a los empresarios a apretarse el cinturón y “adaptarse a este nuevo entorno mucho más exigente”. Insistió en la idea de que si los accionistas han percibido los beneficios en épocas de bonanza, ahora deben “asumir las eventuales pérdidas”.

“No sería razonable que el Gobierno empleara el dinero de los contribuyentes para ayudar a quienes han tomado decisiones empresariales que, por mala gestión o mala suerte, han resultado poco acertadas”.

Los trabajadores también deberán poner su parte. “Lo importante no son los incrementos salariales sino el empleo” apuntó Solbes, en referencia a la de moderación salarial y al uso de la cláusula de salvaguarda (la que se activa cuando la inflación real supera la prevista) que no es del gusto de Economía.

Solbes abogó por alcanzar un acuerdo “para repartir de forma equilibrada el coste entre márgenes empresariales y crecimiento salarial”.
Hoy se firma el acuerdo de Diálogo Social en Moncloa, una hoja de ruta pactada entre patronal, sindicatos y Gobierno, con las bases de las reformas que se emprenderán en los próximos meses.

Que la subida salarial esté más ligada al aumento de productividad que al IPC es una de las ideas más repetidas desde Economía. El documento elabora un diagnóstico de la situación económica y sienta las bases del cambio de patrón, con una apuesta por la I+D+i, la reforma de la FP y de la Seguridad Social.

Sí a los gastos sociales

Solbes también desgranó el compromiso del Gobierno, que se trasladará en  “austeridad” presupuestaria. Se recortarán “gastos improductivos” en favor de las políticas sociales entras las que subrayó la Ley de Dependencia. Recordó que tanto este año como el próximo –cuando se “tocará fondo” – se incurriría en déficit y en 2010 la economía volvería a crecer en su potencial (3%).

"No hay medidas milagrosas" 

Solbes se resistió a dar por bueno el clima de preocupación entre la ciudadanía, que reflejan las últimas encuestas. El vicepresidente aseguró que “hay un exceso de preocupación que no corresponde a la realidad”. Solbes cree que hay una “crisis de confianza” y reconoció que su gabinete había dudado entre ser pesimistas y agrandar la crisis o “tratarla con más cuidado, que es por lo que hemos optado”. En cualquier caso, pidió “serenidad” para esperar a que las medidas ya abordadas surtan efecto ya que, recordó, “no hay medidas milagrosas” y los “atajos son costosos”. Eso sí, anticipó que espera más subidas de la inflación en julio y agosto, para por fin ver una moderación, si el crudo lo permite, en septiembre. El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, felicitó a Solbes por “bajarse del guindo” pero le acusó de generar confusión aunque volvió a reiterar su disposición al diálogo para diseñar medidas contra la crisis.