Archivo de Público
Domingo, 27 de Julio de 2008

Nadal da el siguiente paso

El manacorí venció el Masters Series de Toronto, el trigésimo campeonato de su carrera y se acerca aún más a Federer 

GONZALO CABEZA ·27/07/2008 - 21:42h

EFE / NÉSTOR PONCE - Rafael Nadal devuelve la bola al alemán Nicolas Kiefer, durante el juego de la final del Master Series de Canadá.

Es difícil recordar quien estaba antes de Federer como número uno. 235 semanas consecutivas lleva el suizo encaramado en el trono del tenis mundial. Un reinado largo, el más largo de hecho, y poderoso, nadie ha osado en estos cuatro años a ponerlo en duda. Federer era el uno y poco más hay que hablar.

A algunos, como a Nadal, aún les queda el respeto por el puesto. “El ranking dice que soy el número dos y como tal me siento”, comentaba el manacorí estos días. Puede ser que dentro de poco se tenga que adaptar a un nuevo rol, un ascenso en el escalafón del tenis, el asalto al número uno.

Este domingo certificó una vez más que se lo merece. Sus golpes no están tan acordes con la ortodoxia tenística como los de Federer, pero su rabia, su cabeza, su físico y velocidad le hacen merecedor del puesto reservado a los más grandes. Contra Kiefer no tuvo que sudar mucho, no desplegó un gran tenis, pero tampoco lo necesitó, con poco esfuerzo y mucha cabeza consiguió su enésimo éxito de la temporada.

Nadal es un prodigio de efectividad. Su irrupción en el circuito en el año 2001 fue magnífica, el talento natural se le notaba, pero pocos podían esperar que fuese a mejorar tanto. La clave de Rafa es su permanente estado de superación. Pasó de ser un jugador de tierra genial y poco más a un dominador, sus golpes se adaptaron y mejoraron sus ya de por si buenas cualidades. Y sólo tiene 22 años.

Una temporada imbatible

Su año está siendo excelso, ha ganado siete torneos, entre ellos dos Grand Slam de los tres disputados y tres de los seis Masters Series, además parece imposible bajarle de las semifinales en cualquier torneo. Sus números son abrumadores, el de ayer fue su trigésimo campeonato de profesional y este año ha ganado 61 partidos y sólo ha perdido siete.
Son cifras de número uno, de indiscutible número uno de hecho.

En cualquier otra circunstancia Nadal llevaría meses reinando, pero al manacorí le ha tocado destronar a una leyenda, lo que ha hecho el proceso más difícil. Aún queda un poco para confirmar el cambio, pero en el calendario Cincinnati está marcado como el momento perfecto. Lo tiene muy fácil y es casi imposible que no pueda comprobar lo dulce de ser el mejor. A partir de ahí vendrá algo aún más difícil: mantenerse.

A 300 puntos

Nadal se ha colocado a tan sólo 300 puntos de la cabeza de la clasificación ATP de tenis en la que se instaló el suizo Roger Federer hace 234 semanas, el 2 de febrero de 2004. Con la victoria en Toronto, el español ha dado un gran paso para destronar al suizo y convertirse en el mejor del mundo.

La inesperada derrota de Federer en la segunda ronda del torneo canadiense le vino de perlas a Nadal quien, después de 157 semanas número dos del mundo, podría acceder al primer puesto el próximo domingo si logra la victoria en Cincinnati y el suizo cae antes de las semifinales.

El serbio Novak Djokovic continúa tercero y el segundo español clasificado es David Ferrer que ha ganado un puesto y ahora es cuarto.

Así queda el 'Top ten' de la ATP

1. Roger Federer (SUI) 6.605

2. Rafael Nadal (ESP) 6.305

3. Novak Djokovic (SRB) 5.055

4. David Ferrer (EPS) 2.945

5. Nikolay Davydenko (RUS) 2.925

6. Andy Roddick (USA) 2.065

7. David Nalbandian (ARG) 2.005

8. James Blake (USA) 1.980

9. Andy Murray (ING) 1.835

10. Stanislas Wawrinka (SUI) 1.685