Archivo de Público
Domingo, 27 de Julio de 2008

El español Carlos Sastre gana virtualmente el Tour de Francia

El ciclista del equipo CSC ha conseguido mantener la renta de 94 segundos que tenía sobre Cadel Evans. Le sobraron 65 segundos

PÚBLICO.ES ·27/07/2008 - 06:19h

AFP - Sastre durante la contrarreloj.

Carlos Sastre ha conseguido mantener la renta de 94 segundos que tenía sobre Cadel Evans, le sobraron 65 segundos. La fuerza exhibida por el español ha hecho insuficiente la superioridad de Evans en Contrarreloj.

El corredor ha cruzado la línea de meta con sólo 29 segundos perdidos con respecto a Cadel Evans. El alemán Stefan Schumacher fue el más rápido de la etapa y se hizo con el triunfo en la contrarreloj.

Parciales de ventaja

Carlos Sastre resistió en el primer parcial, que contabiliza los primeros 18 kilómetros de la etapa, con una diferencia respecto a Cadel Evans de tan sólo ocho segundos. El abulense parecía entonces estar más cerca del amarillo. En el kilómetros 36, el maillot amarillo sólo perdía 23 segundos respecto a Evans.

La vuelta, que a falta de una última etapa intrascendente se adjudicará Carlos Sastre, será la tercera consecutiva para un español tras las victorias de Oscar Pereiro y Alberto Contador.

Mañana se disputará la vigésimo primera y última etapa, de 143 kilómetros, con salida en la pedanía parisina de Etampes y con la última meta de la carrera de la en la avenida de los Campos Eliseos de la capital francesa.

Carlos Sastre se convertiría en el séptimo corredor español en subir a lo más alto del podio en la carrera francesa, tras Federico Martín Bahamontes (1959), Luis Ocaña (1973), Pedro Delgado (1988), Miguel Induráin (1991 a 1995), Oscar Pereiro (2006) y Alberto Contador (2007).

Sastre, en lo más alto

Lo consiguió. "Muchas gracias a todos". Fue lo único que pudo decir cuando llegó exhausto después de cubrir los 53 kilómetros que separaban Cerilly de Saint Amand Montrond, en una batalla en la que Sastre, igual que Contador hace un año, batió al gris Cadel Evans, impotente al ver que pasaban los kilómetros y el español no cedía.

Dio todo lo que llevaba dentro, como anunció en la víspera con toda la tranquilidad del mundo, como si no se jugara nada. Sus prestaciones, a pesar de tratarse de un escalador, fueron inmejorables. Supo regular, mantuvo el ritmo y aún igualó los tiempos de su compañero Cancellara en el último tercio del recorrido.

Sastre, que apuntará el undécimo título español en el libro de oro de la 'grande boucle', se clasificó duodécimo a 2.34 del alemán Stefan Schumacher, que ganó en la cronometrada de Cholet y repitió en Saint Amand, y a tan solo 29 segundos de Evans, que naufragó y hubo de conformarse otro año con la segunda plaza. Los españoles se han convertido en su bestia negra.

A continuación de Schumacher se clasificó el suizo Fabian Cancellara (CSC), el doble campeón del mundo contrarreloj que le marcó la pauta a Sastre. Tercero fue el luxemburgués Kin Kirchen (Columbia) y el ruso Denis Menchov (Rabobank) sexto a 1.55. Evans se fue a la séptima plaza a 2.05.

La foto final encargada para los Campos Elíseos quedó definida con Carlos Sastre en lo más alto. El segundo escalón será para Cadel Evans (a 1.05) y el tercero para el austríaco Berhnard Kohl, que salvó el tipo, a 1.20. Dentro de los diez primeros se mantuvieron Samuel Sánchez, séptimo a 6.31, y Alejandro Valverde, finalmente noveno a 7.26.

No fue una contrarreloj de infarto. Desde el principio Sastre transmitió buenas sensaciones: buena frecuencia de pedalada, seguridad, confianza. Todo vestido de amarillo salió dispuesto a abrazar la gloria. "Voló" realmente, como pedía su director, el danés Bjarne Riis.

En el kilómetro 18 las noticias no podían ser mejores para él. Evans solo le redujo 8 segundos y Menchov 16. Pecata minuta. En el 36 se mantenían las constantes. El español mantenía a Evans a 1.11 en la general, a Kohl a 1.13 y a Menchov a 1.54.

Quedaba el tramo final. Lejos de ceder, Sastre rodó al mismo nivel de Cancellara, lo que significa que aún se superó en los últimos 15 kilómetros. El vecino de El Barraco, mientras sus paisanos saltaban de alegría en la plaza del pueblo, encontró las alas al maillot amarillo.

El resto de los podios también quedaron definidos. Kohl se irá a Austria con la camiseta de puntos rojos como rey de la montaña, Andy Schleck el maillot blanco al mejor joven y otro ilustre español, Oscar Freire, llegará con el verde de la regularidad a París.

Después de la Eurocopa de fútbol y de las hazañas de Rafa Nadal en Roland Garros y Wimbledon, ahora llega la locura para el deporte español con el Tour de Carlos Sastre. En víspera de los Juegos Olímpicos. Que siga la fiesta, como en El Barraco y en toda España. Hay que brindar por el ciclismo.

"He logrado el sueño de mi vida"

Carlos Sastre sonrió al fin con el maillot amarillo del Tour de Francia, el definitivo, el que le convierte en el ganador de la edición de 2008, algo que le permite conseguir el sueño de su vida.

"He logrado el sueño de mi vida", afirmó el español minutos después de atravesar la línea de meta de la contrarreloj de Saint-Amand-Montrond con renta suficiente para conservar el amarillo. "No estaba seguro en todo momento, pero estaba tranquilo, todavía no sé muy bien porqué, pero estos días he estado tranquilo todo el tiempo. Creo que hoy es lo que más me ha valido", aseguró.

"Tenía la oportunidad de mi vida y no quería dejarla escapar. Desde el principio he sufrido, pero verme de amarillo me ha ayudado", afirmó. El ciclista dedicó el triunfo a su familia y se acordó de su cuñado José María "Chava" Jiménez, fallecido en 2004. "Este es un sueño que queríamos los dos, seguro que desde allí me ha ayudado", comentó.