Archivo de Público
Sábado, 26 de Julio de 2008

Las agencias bajan sus ventas un 10%

Las ofertas de los operadores no evitan la caída del sector 

ALBERT MARTÍN VIDAL ·26/07/2008 - 22:01h

La crisis económica ha afectado a las agencias de viajes con una caída en la facturación que se sitúa en torno al 10%. Estos establecimientos son los primeros en haberse dado cuenta de que el viaje veraniego es algo inexcusable para la mayoría de los españoles, pero con matices.

“Se ha cambiado el viaje de una semana por estancias muy cortas, de fin de semana”, explican en uno de estos establecimientos. La sensación, sin embargo, es que la contención de gastos que hacen las familias a la hora de viajar se notará más fuera de temporada. “Hay muchos clientes que suelen hacer dos o tres viajes al año y este año harán sólo el de verano”, explica una agencia catalana. “En invierno trabajamos mucho menos y el otoño será aún peor”, corroboran en otro establecimiento.

La tendencia general es intentar abaratar el coste de las vacaciones, y las opciones para ello son variadas. “Los que antes hacían viajes largos ahora optan por los medianos, y los que se iban a viajes medianos apuestan por los cortos”, explican fuentes del sector.

También se dan casos de reducción drástica del presupuesto para las vacaciones. “Hay gente que el año pasado se fue a Estados Unidos y este año viajarán a Mallorca”, dicen en una agencia con implantación en toda España.

El precio gana al destino

La situación, por supuesto, se completa con las personas que este verano han optado por no viajar: “Son mayoritariamente familias que hacían pequeños viajes en los que invertían entre 700 y 800 euros y ahora se quedan en casa”.

Otra de las conclusiones que en el sector han sacado de la actual situación es que el precio del viaje importa este año mucho más que el destino. Por eso, muchos clientes deciden esperar a que surja una oferta para elegir viaje.

“Otros años la mayoría de los viajes estaban elegidos y comprados con cuatro meses de antelación, este año ha subido mucho el cliente de última hora”, dice otro conocedor del sector que asegura que este verano no hay más ofertas que otros años: “Lo que ocurre es que, al haber menos demanda, es mucho más fácil hacerse con una”.

Estas ofertas surgen cuando los touroperadores no llenan los vuelos chárter, algo habitual este año, lo que ha disparado los packs que ofrecen viajar sin hotel.