Archivo de Público
Viernes, 25 de Julio de 2008

La Policía francesa detiene a otro miembro de la cúpula militar de ETA

Junto a Asier Eceiza también fue arrestada Olga Comes // Hallado un nuevo zulo con explosivos

I.A. / AGENCIAS ·25/07/2008 - 22:41h

ETA sufrió ayer un nuevo golpe que podría debilitar aun más su capacidad operativa. La Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil, detenía a primera hora de la tarde a Asier Eceiza, uno de los máximos responsables militares de la organización y que desde hace años era uno de los terroristas más buscados por los gobiernos español y galo. Junto con él, los gendarmes arrestaban a Olga Comes Arambiles, presunta integrante del comando Vizcaya. El operativo de las autoridades francesas coincidió además con el hallazgo de un nuevo zulo con explosivos de la banda en el municipio vizcaino de Getxo.


La clandestinidad de los dos presuntos terroristas se truncó cuando a la altura de la localidad de Arceu, al norte del departamento de Dijon, tuvieron un accidente con el coche que habían robado en territorio francés, tras el cual escaparon apresuradamente. Esto despertó las sospechas de los gendarmes, que finalmente lograron alcanzarles. Ambos, que llevaban una pistola en la guantera del vehículo, no opusieron resistencia al ser identificados y reconocieron ser miembros de ETA cuando les detuvieron.


Procede de la kale borroka
Eceiza dispone de un largo historial delictivo relacionado con la actividad terrorista. Procedente de la kale borroka, en 1996 fue detenido por primera vez con tan sólo 18 años, y tras salir de la cárcel pasó a integrar un grupo violento de apoyo a ETA al que se le atribuyeron varios ataques callejeros. En 2003, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón lo relacionó con el complejo Donosti de la banda y, desde entonces, es uno de los terroristas más buscados por España y Francia, donde la Policía había incluido su foto en las comisarías recientemente.


Fuentes policiales consideran a Olga Comes miembro del comando Vizcaya de la banda, junto con los nueve presuntos etarras detenidos por Garzón el pasado martes y que estarían directamente implicados en los últimos atentados cometidos por la organización. Precisamente, el magistrado comenzará hoy a tomar declaración a todos ellos.


Por otro lado, la Guardia Civil halló un nuevo zulo en Getxo, el tercero en cuatro días, donde los agentes se encontraron con 30 kilos de explosivos, así como con detonadores y herramientas recopilados en varias bolsas pequeñas. Se trata de un nuevo arsenal de la banda encontrado desde la detención de los nueve presuntos integrantes del Vizcaya.


Además, según informaron a Efe fuentes de la investigación, se localizaron dos nuevos puntos de entrega de armas vacíos en el mismo municipio vizcaino y a última hora de la tarde de ayer se encontraban rastreando la zona del puerto de Urkiola (Álava) en busca de un posible cuarto zulo con más material.