Archivo de Público
Viernes, 25 de Julio de 2008

Una vídeocámara graba cada paso de Cannavaro

EFE ·25/07/2008 - 21:21h

EFE - El defensa italiano Fabio Cannavaro se ejercita en solitario ante la mirada del doctor Juan Carlos Hernández durante el entrenamiento que el club ha realizado hoy en la localidad austríaca de Irdning.

El Real Madrid ha introducido un nuevo avance dentro del laboratorio de Valter Di Salvo. La "evolución tecnológica" comienza a ser aprovechada con la recuperación de Fabio Cannavaro. Cada uno de sus pasos es grabado por una vídeo-cámara, para ser estudiado y corregir errores.

La buena evolución de Cannavaro, operado el pasado 4 de junio de rotura de ligamentos en su tobillo izquierdo, depende de múltiples factores. A su entrega y dedicación en ejercicios de fortalecimiento en el gimnasio, más el trabajo de campo que ha iniciado, se le ha sumado un nuevo factor que ayuda. Cada una de sus pisadas, de sus golpeos al balón, de sus apoyos tras los saltos, son grabados en una vídeo-cámara para su posterior análisis.

Es la última novedad introducida por el Centro de Alto Rendimiento que creó el italiano Valter Di Salvo en el Real Madrid. Carlos Lalín, el nuevo recuperador del club, ha asumido con ganas su primera tarea como madridista, la recuperación de Cannavaro.

El trabajo de los jugadores del Real Madrid no acaba en las cuatro horas de entrenamientos diarios que están completando en dobles sesiones. En la trastienda hay mucho más. Futbolistas que inician y terminan cada sesión en el gimnasio fortaleciendo una zona dañada. Horas de camilla en el hotel para masaje y ejercicios. También se trabaja el físico en manos de los fisioterapeutas hasta altas horas de la noche.

Mientras, cuando la actividad del día se va apagando, Di Salvo junto a Lalín, doctores y preparadores físicos, analizan todos los detalles de la plantilla. Entre ellos, está la evolución de Cannavaro, que repasan visionando los vídeos grabados.

El central italiano saltó hoy a entrenarse cuando sus compañeros estaban a punto de finalizar. En uno de los campos de entrenamiento le esperaban unos aros sobre el césped, picas y un balón. Lalín y el doctor Juan Carlos Hernández se turnan en la grabación. El fisioterapeuta Dani Martínez ayuda en el intercambio de toques de balón.

La vídeo-cámara enfoca cada pisada de Cannavaro. Hoy debía saltar de aro en aro para mostrar la "frecuencia de apoyo" y "amortiguar tobillo y rodilla", como le explicaba Lalín. Golpeó el balón con los dos pies, de frente y en movimientos laterales. "Coloca el cuerpo como si estuvieses en un partido", le pedían. Y en otro ejercicio pasaba un balón duro y otro deshinchado con el exterior del pie. Posteriormente, series de carrera cortas a alta velocidad.

Di Salvo observaba satisfecho desde un segundo plano la evolución de su compatriota. "Lo que has visto es una novedad del Centro de Alto Rendimiento. Nos permite estudiar al detalle cada paso de la recuperación de un jugador para seguir el camino correcto", explicó a Efe.