Archivo de Público
Lunes, 5 de Noviembre de 2007

Se exponen en Valencia los murales más grandiosos de Sorolla

EFE ·05/11/2007 - 18:18h

EFE - Una de las obras que forman parte de la exposición "Sorolla. Visión de España", que reúne los catorce cuadros que el pintor valenciano pintó en 1919 para la Hispanic Society de Nueva York.

Catorce grandes murales en los que Joaquín Sorolla recreó las gentes y costumbres españolas son los protagonistas de una exposición que será inaugurada por los Príncipes de Asturias el próximo miércoles en el Centro Cultural Bancaja.

La colección "Visiones de España", procedentes de la Hispanic Society de Nueva York, fue pintada por Joaquín Sorolla entre 1912 y 1919.

El visitante tendrá la oportunidad de contemplar los murales, de tres metros y medio de alto y de sesenta metros de largo en total, que retratan la visión del pintor sobre diversas regiones de España, y que se exhibirán hasta el 31 de marzo de 2008 en dos plantas del recién restaurado Centro Cultural Bancaja de Valencia.

En una rueda de prensa, el presidente de Bancaja, José Luis Olivas, acompañado por el director de la Hispanic Society of America, Mitchell Codingg, ha presentado hoy la exposición "Sorolla. Visión de España".

José Luis Olivas ha remarcado el apoyo recibido por la Hispanic Society de Nueva York, que ha permitido que en los próximos dos años la muestra de Sorolla se exhiba en Valencia, Sevilla, Málaga, Barcelona, Bilbao y Madrid, y finalmente regrese otra vez a Valencia.

Olivas ha avanzado que a la muestra de Sorolla le seguirá una exposición sobre la obra gráfica de Picasso y ha explicado que la programación habitual del Centro Cultural incluirá exposiciones vanguardistas y heterodoxas y también se dedicará una especial atención a los artistas emergentes.

En relación a la exposición de Sorolla, "Visiones de España", José Luis Olivas ha asegurado que "tiene un carácter de restitución histórica del nombre de este gran pintor valenciano" que, según ha afirmado, "siempre expresó su deseo de que fueran exhibidos en Valencia, cosa que no se produjo por diversos avatares".

Ha recordado que los murales fueron realizados en un "feliz momento de madurez y plenitud intelectual" de Sorolla, antes de que se produjera su enfermedad, una hemiplejia, que acabó con su vida.

Por su parte, el director de la Hispanic Society de Nueva York, Mitchell Codingg, ha considerado un placer traer desde Nueva York las obras de Sorolla "porque significa un reencuentro de los valencianos con su pintor".

A su juicio, esta vuelta de Sorolla es "una experiencia muy especial" que permitirá a los visitantes conocer una obra "como si estuviera recién pintada, como nunca se había visto".