Archivo de Público
Jueves, 24 de Julio de 2008

Gas Natural busca en Fenosa su último cartucho

Negocia con ACS comprar su 45% mientras EdF prioriza el mercado británico

A. M. VÉLEZ ·24/07/2008 - 22:55h

Gas Natural negocia comprar a ACS su 45% en Unión Fenosa, tercera eléctrica española. Si lo hace, deberá lanzar una opa por el 100%. Fenosa vale unos 13.100 millones.

La gasista, que ayer bajó un 5,1% en bolsa, busca desde hace años crear un gran grupo de gas y electricidad para no quedarse descolgado de la tendencia europea. Será por intentos: fracasadas sus opas sobre Iberdrola (2003) y Endesa (2005), hace meses negoció fusionarse con Iberdrola. No hubo acuerdo en el canje.

Aunque, según Citi, no es el socio “ideal”, Fenosa es uno de los pocos bocados al alcance de la gasista. Esta tiene a favor el respaldo de sus dos socios de referencia (Repsol YPF y La Caixa), que el Gobierno vería bien la creación de un gran grupo español (Endesa ya es de mayoría italiana) y que ACS quiere vender. Además, Electricité de France (EdF) podría anunciar la próxima semana la compra de British Energy.

Hasta ahora, la francesa aparecía como el candidato con más posibilidades de adquirir Fenosa, pero el fuerte desembolso en Reino Unido sería un síntoma de qué mercado prioriza por ahora.

En contra de Gas Natural están las condiciones del mercado financiero y que buena parte de la operación, si no toda (un canje de acciones le restaría atractivo) tendría que ser en efectivo. Al menos, el 45% que vende ACS, que necesita liquidez para aliviar su deuda y que buscará maximizar el precio.

La constructora, que ayer no habló de “consolidar” su posición en Iberdrola (12,5%) con lo que ingrese, como hizo la semana pasada, compró su parte en Fenosa a unos 11,6 euros. Ayer, la eléctrica cerró a 14,41 euros. Una oferta a 16 euros costaría 14.600 millones.

Para evitar que la deuda se disparase y sortear a Competencia, la gasista podría vender el negocio de gas, que Fenosa comparte con Eni y que los analistas valoran en unos 3.500 millones. La petrolera italiana tiene derecho preferente de compra.