Archivo de Público
Jueves, 24 de Julio de 2008

Obama abordó con Merkel y Steinmeier conflictos internacionales

EFE ·24/07/2008 - 09:53h

EFE - La canciller alemana, Angela Merkel (dcha), posa junto al candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, en la Cancillería de Berlín (Alemania), el 24 de julio de 2008, sobre el fondo del Reichstag (o Parlamento).

El aspirante demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, abordó hoy con la canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, la situación en los focos de conflicto internacionales en sendas reuniones que los anfitriones calificaron de "abiertas y profundas".

Aunque no hubo declaraciones conjuntas ni tras su reunión con Merkel ni después de la entrevista con Steinmeier, en el primer caso fue el portavoz de gobierno, Ulrich Wilhelm, y en el segundo el propio ministro quienes dieron una impresión de los encuentros.

Wilhelm explicó que Merkel y Obama tuvieron un diálogo "abierto y profundo en un ambiente bueno" de una hora de duración en la que abordaron los "focos de conflicto internacionales" y analizaron la disputa nuclear con Irán, la situación de Afganistán y Pakistán y el proceso de paz en Oriente Medio.

Steinmeier resaltó que en su reunión quedó patente la coincidencia de opiniones que hay con el aspirante en el análisis de los conflictos internacionales y la política exterior, en general.

"He vuelto a constatar en esta conversación que nuestra filosofía de que debe haber cooperación en lugar de confrontación también es su objetivo en política exterior", dijo Steinmeier tras despedir a su invitado.

Steinmeier explicó que ambos habían coincidido en que en un mundo que busca un nuevo orden, Europa y Estados Unidos pueden, "y a mi juicio deben", actuar unidos.

La visita culminará esta tarde con un discurso ante la Columna de la Victoria, en la céntrica Avenida 17 de Junio, en el que se espera que el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos exponga sus ideas sobre el futuro de las relaciones transatlánticas.

La estancia de Obama en Berlín ha puesto en jaque a la policía, pues si bien no tiene oficialmente el estatus de jefe de Estado o gobierno, el dispositivo de seguridad es similar.

La víspera de su llegada, se produjo un primer incidente cuando la policía detuvo a un hombre que se acercó hasta la Columna de la Victoria, en la que Obama ofrecerá hoy un discurso, y lanzó pintura desde su coche hacia la zona acordonada.

El hombre rebasó las decenas de vallas de separación que han aislado al tráfico la gran rotonda en la que se encuentra la Columna al tiempo que gritaba: "¡Llevo una bomba!".

Investigaciones posteriores realizadas tras la detención del hombre, que lanzó un cubo de pintura roja sobre la plaza, desecharon este extremo.

Hoy, el "lobby" del hotel donde se aloja tuvo que ser desalojado después de que un taxista entregara un paquete dirigido a él y que hizo sospechar a las fuerzas de seguridad que podía ser una bomba.

Finalmente resultó ser una biografía de Obama para la que el taxista quería un autógrafo.

Ante las puertas del hotel se habían reunido varias decenas de turistas, curiosos y seguidores, que le recibieron con un "yes, we can" (sí, podemos), el lema de la campaña de Obama.

El aspirante demócrata tiene previsto todavía reunirse con el alcalde-gobernador, Klaus Wowereit, antes de su discurso.

El viaje que quería realizar mañana a la base militar estadounidense de Ramstein, en el estado federado de Renania-Palatinado, fue finalmente cancelada, sin que se conozcan por ahora los motivos.