Archivo de Público
Jueves, 24 de Julio de 2008

"Esta película es un tributo a Heath Ledger"

Christopher Nolan, director. Artífice del taquillazo de la temporada, el cineasta estadounidense cuenta los secretos del nuevo Batman, que sirve para homenajear al actor que hizo de Joker. 

PABLO G. POLITE ·24/07/2008 - 21:00h

público - 'El caballero oscuro' está dejando atrás a todos sus rivales en las taquillas estadounidenses.

Dos años después de resucitar a Batman como franquicia cinematográfica de éxito (y críticamente aclamada), Christopher Nolan volvió a echarse la cámara al hombro para retomar la saga del hombre murciélago con una sola premisa:  seguir mostrando los miedos, las angustias y los odios del multimillonario Bruce Wayne, su lado más vulnerable y humano, cuando se transforma en Batman.  Salpicada por la polémica muerte de Heath Ledger, el actor australiano que interpreta a Jocker en la película, El caballero oscuro ha pulverizado todos los récords de taquilla en su primer fin de semana de proyección en las salas de EEUU (153,3 millones de dólares, nada menos), superando a Spiderman 3, y a otros dos títulos especialmente lucrativos con los que ahora comparte cartelera: Hancock y Hellboy II.

¿Esperaba usted un éxito tan rotundo?
Eso es algo imposible de predecir. La película tiene todos los ingredientes para resultar atractiva y gustarle al público: un buen casting, un guión muy trabajado, interpretaciones memorables, acción, persecuciones. De todo. Pero de ahí a anticiparte y vislumbrar el futuro cuando todavía no se había estrenado... eso es especular por especular. No somos oráculos.

Tras su experiencia en ‘Batman Begins’, ¿qué le motivó a rodar esta nueva secuela?
En Batman Begins, mi objetivo era remontarme a los orígenes de Bruce Wayne, a la muerte de sus padres, para justificar el personaje y definirlo de algún modo tal como lo verían sus conciudadanos. En El caballero oscuro, he querido ir un poco más lejos para hurgar en la idea, muy bien reflejada en los cómics, de que Batman atrae a los criminales, a la locura. Ese planteamiento permite darle otra vuelta de tuerca al conflicto psicológico o emocional entre Bruce Wayne y Batman.

El título original de la película no incluye por primera vez el nombre del superhéroe. ¿Por qué?
Me apetecía cambiar esa rutina y creo que el título describe a la perfección el personaje y la película al completo.

¿Fue difícil trabajar con tantos actores consagrados?
Al contrario. La mayoría de ellos ya habían trabajado conmigo en Batman Begins. Así que ya estaban acostumbrados a mis hábitos de trabajo y todo fue a pedir de boca. Quizás las nuevas incorporaciones tuvieran más dificultades, pero fui yo quién pidió que se contratara a todos ellos y sabía perfectamente que dándoles libertad acabarían bordando sus papeles, como así ha sido.

¿Obligó la muerte de Heath Ledger a trastocar el desarrollo de la película, a encontrar un doble que le sustituyera en planos que faltaran por filmar?
En absoluto. El dolor fue muy grande, pero queríamos acabarlo todo tal como se había definido desde un principio y darle al público lo que esperaba del Jocker con el material filmado. De no haberlo hecho así, seguramente me arrepentiría por no haber estado a la altura de una interpretación tan especial y memorable. Por eso, esta película es indudablemente un tributo a Heath Ledger.

¿Es cierto que ha rodado todos los planos que se ven en la pantalla sin la ayuda de directores de segunda unidad?
Sí, lo es. Jamás he utilizado ese recurso en ninguna de mis películas. Y es sencillamente porque no acabo de entender del todo su trabajo: a quién le interesa perder el tiempo en discusiones sobre la procedencia o no de un plano. Yo soy el director y, en ese sentido, me gusta tomar decisiones sin tener que consensuarlas.

¿Por qué un final tan abierto? ¿Significa acaso que dirigirá por tercera vez la saga?
Sabía lo que quería hacer con el final antes de tener toda la película atada y, en realidad, siempre he pensado en ella como un producto acabado. Tal vez sugiera que pueda haber en un futuro una tercera parte pero esa no fue nunca nuestra intención. Honestamente, no sé que voy a hacer a partir de ahora. Terminé esta película hace muy poco y ahora sólo quiero ver qué pasa con ella, ver qué es lo que piensan los espectadores.