Archivo de Público
Jueves, 24 de Julio de 2008

Millones de africanos amenazados por el hambre y la pobreza debido al encarecimiento de la comida

El algunas regiones, el precio de los alimentos ha llegado a aumentar en un 500%

PÚBLICO.ES / EFE ·24/07/2008 - 13:56h

Siegfried Modola - AFP - Millones de niños en todos el mundo sufren de malnutrición. Se podría evitar.

Los disparados precios de los alimentos amenazan con empujar a millones de personas del Este de África a la pobreza extrema y la indigencia, advirtió hoy la organización internacional Oxfam, que hizo un llamamiento para reforzar su trabajo en la región.

No es la crisis económica ni la crisis financiera. Debido al alto precio de los alimentos básicos y a la escasez de reservas en los países más pobres, la mayor crisis a la que se enfrenta la humanidad es el hambre.  

Un cóctel de factores, incluidos las sucesivas sequías, los conflictos étnicos y la pobreza crónica, ha situado a una población estimada de entre 9 y 13 millones de personas en situación de necesitar de forma urgente ayuda humanitaria.

Esta situación se ha agravado con la escalada de los precios de los alimentos, añade la organización, con sede en Oxford, en un comunicado hecho público hoy. "El coste de la comida se ha incrementado hasta un 500% en algunos lugares, dejando a la población que ha sufrido sequía tras sequía en una pobreza extrema total", señaló en el comunicado Rob McNeil, que acaba de regresar de Etiopía.

Futuro desolador 

El panorama que describe McNeil es desolador: "Algunas de las carreteras por las que viajamos estaban cubiertas por ganado muerto. Hay muy poco o nada de pastos o agua para los animales que la gente necesita para vivir. La gente está cada vez más desesperada".

"Vi gente en una aldea machacando los granos que iban destinados a los animales para hacer papillas para alimentar a sus familias. Nos tememos que lo peor podría estar por venir mientras las crisis se deteriora a lo largo del Este de África", añadió.

En Somalia, 2,6 millones de personas, alrededor del 35% de la población, requieren asistencia de emergencia, lo que podría incrementarse a la mitad de los habitantes (3,5 millones) antes de finales de 2008. Entre el 18 y el 24% de los niños sufren desnutrición aguda, añadió la organización. Situación que se repite en Turkana, Kenia con el 25% de los niños.

Precios imposibles

Según la organización, en Somalia, el coste del arroz importado se incrementó hasta un 350% entre el principio del 2007 y mayo del 2008.

En áreas como Etiopía, el precio del trigo se ha encarecido más del doble en un periodo de seis meses y se espera que los precios de la comida permanezcan "prohibitivamente" altos para muchos ciudadanos hasta la próxima cosecha en octubre.

Medidas urgentes, medidas posibles

Oxfam, en su estudio, hace un llamamiento a sus donantes para poder incrementar los niveles de ayuda y luchar contra la pobreza. Por ejemplo, según la organización, el gobierno de Etiopía estima en 4,6 millones el número de personas que requieren ayuda de emergencia, más del doble de los 2,2 millones de vidas que estaban en esa situación tan sólo a principios de año.

La situación es insostenible. En muchos países se ha comenzado a crear un fuerte malestar social, registrándose fuertes y sangrientas revueltas. Por ejemplo, en Pakistán y en Tailandia se han llegado a desplegar efectivos militares para evitar que se asalten los cultivos.

El Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y el desarrollo (FAO), junto a diversas ONG reclaman una acción conjunta urgente de los países con más recursos para evitar que la crisis se lleve la vida de millones de personas.

Hay medios y alimentos suficientes para erradicar el hambre. Sólo falta que los países más enriquecidos actúen y se propongan medidas efectivas para paliar los efectos de una crisis que cada vez más acecha con más fuerza.