Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

El futuro jefe del Gabinete quiere ser "una rueda de auxilio para la presidenta"

EFE ·23/07/2008 - 15:57h

EFE - Alberto Fernández (i) fue designado jefe de Gabinete cuando comenzó la gestión presidencial de Néstor Kirchner (2003-2007), antecesor de Cristina Fernández, que accedió al poder en diciembre último tras ganar las elecciones de octubre.

Sergio Massa, quien hoy fue designado jefe del Gabinete de Argentina luego de la renuncia al cargo de Alberto Fernández, aseguró que pretende "ser una rueda de auxilio para la presidenta" del país, Cristina Fernández de Kirchner.

"Voy a acompañar a una presidenta que sueña con construir un país mejor, quien me pidió que trabaje con la misma responsabilidad con que me manejé y que lo haga junto a ella con mucha sinceridad y hablando con franqueza", declaró a periodistas.

Massa, de 36 años y estrecho vínculo con el matrimonio Kirchner, dialogó con la prensa a las puertas de la sede del municipio de Tigre, ciudad de la periferia de Buenos Aires de la que es alcalde desde diciembre último.

"Voy a poner lo mejor de mí, mucha responsabilidad, pasión y energía para ser una rueda de auxilio para la presidenta", dijo quien este jueves asumirá en reemplazo de Alberto Fernández, que hoy dimitió después de más de cinco años como jefe del Gabinete de ministros.

Además, evitó responder sobre si, como evalúan algunos analistas, el alejamiento de Alberto Fernández de un puesto estratégico dará paso a una nueva etapa para el Gobierno y dijo que prefiere hablar de lo que tiene "para aportar".

Massa aceptó el cargo durante una reunión con Cristina Fernández y el ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), esposo y antecesor de la mandataria, en la residencia presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires.

"Hablé con la presidenta más de una hora de mi tarea, de lo que ella necesitaba y de lo que para mí es importante. Ahora a ponerse a trabajar, sin especulaciones ni mezquindades porque todos necesitamos que a Argentina le vaya bien", enfatizó.

En cuanto al largo conflicto entre el Gobierno y el sector rural por un polémico esquema de impuestos a las exportaciones de granos que acaba de ser rechazado por el Senado, el designado jefe del Gabinete aclaró que "cada uno tiene su rol".