Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

Aznar asegura que España ha aprobado "a escondidas" el Tratado de Lisboa

EFE ·23/07/2008 - 13:08h

EFE - El ex presidente del Gobierno José María Aznar, durante su intervención hoy en Aranjuez (Madrid) en el curso de la Universidad Rey Juan Carlos "Ser cristiano en una sociedad secularizada".

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado hoy que el Tratado de Lisboa es una "oportunidad" para "lanzar una ofensiva a favor del rearme moral de Europa" y ha dicho que España lo ha aprobado "sin enterarse, sin debatirlo y prácticamente a escondidas".

En su intervención en los cursos de verano de la Fundación Universidad Rey Juan Carlos en Aranjuez, el presidente de FAES ha confiado en que los líderes europeos "sepan lanzar el mensaje de una Europa fiel a sí misma" aprovechando la aprobación del Tratado de Lisboa.

"El gran reto al que se enfrenta Europa es creer en los propios valores de su predicamento universal", ha dicho Aznar para quien "no es imperialismo" desear que la igualdad entre hombres y mujeres "sea universal", o defender "que la libertad de conciencia es un bien" ni "trabajar para que nadie pueda ser condenado a muerte o a penas de cárcel por sus creencias religiosas".

En ese sentido, ha insistido en el reto de lograr la extensión de la libertad y la democracia europeas a todo el mundo, un objetivo que, a su juicio, "no es un deber ético, sino un desafío existencial".

Ha aseverado que no entiende a "quienes sostienen con sus ideas, sus acciones u omisiones", que la libertad y la democracia, y el reconocimiento de los derechos fundamentales y las garantías democráticas "no son para todos, sino para unos pocos, porque si no son para todos acabarán pudiendo no ser para nosotros".

El ex jefe del Ejecutivo ha señalado que no puede "concebir" otra Europa que "la que está ligada, con lazos fuertes y profundos, con el mundo atlántico".

"Creo en Occidente, y que merece la pena defender los valores que lo sustentan, y luchar si es necesario por ellos", ha afirmado Aznar quien ha añadido que no hay que "pedir perdón todas las mañanas por defender estos valores". "Yo no lo voy a hacer", ha apostillado.

Aznar ha alertado contra la "semilla de autodestrucción que ha germinado" en Europa sin tener que remontarse en el tiempo y, en ese sentido, se ha referido a los totalitarismos nazi y comunista o al genocidio de los Balcanes, "que usaron el nacionalismo excluyente y atroz".

Se ha referido a la detención de Radovan Karadzic, y ha dicho que es un motivo para "alegrarse" porque es "uno de los mayores genocidas" de la historia, aunque ha recordado que "la propia UE decidió mirar para otro lado" ante este genocidio.

"Fue otra parte del mundo occidental, menos acomplejada que la europea a la hora de defender los derechos humanos y denostada por una parte de Europa la que tuvo que intervenir para detener una masacre que hubiera acabado con la vida de cientos de miles de europeos", ha manifestado en referencia a Estados Unidos.

El presidente de FAES ha considerado que hay "una parte de Occidente empeñada en culpar a Occidente de los males de Europa y, muy especialmente, de la virulencia del terrorismo", cuando son los valores y principios europeos los que convierten a los países de este continente en objetivo "de los que odian la libertad".

"No nos convertimos en blanco por lo que hacemos, sino por lo que somos", ha continuado Aznar para quien "nuestra culpa reside en nuestra identidad".

Aznar ha afirmado que hay algunos líderes europeos que "parecen fascinados con todo lo que signifique ser antioccidental" aunque eso signifique "ser consecuente" con terroristas o dictadores.