Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

Acusan de abuso sexual al líder de una secta de EEUU

Muchos niños de la congregación desconocen a sus padres biológicos

PÚBLICO ·23/07/2008 - 22:01h

Un jurado de Texas (EEUU) acusó ayer al líder de una secta poligámica y a cuatro de sus miembros de abusar sexualmente de niñas. Entre los presuntos pederastas se encuentra el líder de la secta, Warren Jeffs, de 52 años, que ya había sido condenado en 2001 a diez años de prisión por violación y tiene varios casos pendientes. El jurado reunido en el condado de Schleicher también presentó cargos similares contra cinco de los principales seguidores de la secta. Uno de ellos, además, fue acusado de bigamia, según informaron a Efe fuentes judiciales.

Los cargos se dieron a conocer en el segundo día de sesiones del jurado de investigación, que se formó el pasado abril tras el allanamiento a la vivienda de la secta, de la cual fueron sacados más de 400 niños. El registro se realizó después de que una adolescente de 16 años denunciara haber sido víctima de abusos físicos y sexuales, y explicara que se le había obligado a casarse “espiritualmente” con un hombre mayor.

Una de las características del peculiar estilo de vida de los miembros de la secta es que todos vivían en total comunidad. De tal manera que muchos de los niños del rancho llamaban “mamá” a todas las madres. Muchos de ellos desconocen quiénes son sus padres biológicos.

El fiscal general de Texas, Greg Abbot, señaló en una declaración que los cargos presentados ayer forman parte de una investigación criminal en curso. Abbot, quien formó parte del jurado, integrado por otros cinco hombres y siete mujeres, agradeció a las fuerzas policiales los esfuerzos realizados para reunir las pruebas en contra de los acusados.

Autoproclamado “profeta”

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Texas dictaminó después que las autoridades de Bienestar Social se habían excedido en sus atribuciones y ordenó devolver los niños al cuidado de sus padres.

Jeffs, autoproclamado “profeta”, fue declarado el año pasado cómplice en la violación de una adolescente en 2001 y condenado a diez años de prisión. En ese caso, Jeffs, líder de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IFSUD), fue acusado de usar su influencia religiosa para concertar un matrimonio entre una adolescente de 14 años y su primo, de 19.