Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

Ciudad Real calienta motores para abrir su aeropuerto tras el verano

El primero de capital privado de la UE quiere competir con Barajas

A.M.VÉLEZ ·23/07/2008 - 21:28h

Ciudad Real tendrá este otoño el primer aeropuerto privado internacional de la UE. Su apertura está prevista para finales de septiembre o primeros de octubre, pero sólo para vuelos de carga. La terminal de pasajeros tendrá que esperar a 2009, una vez se termine la estación de AVE en el interior del complejo.

Con una inversión inicial de 400 millones de euros, el proyecto se ha visto sometido a varios retrasos y cambios de denominación. Concebido en los años 90 con la idea de abrirlo antes que la nueva T-4 de Barajas para competir en el segmento del bajo coste, primero se llamó Aeropuerto Don Quijote. En 2007 se le cambió el nombre por el de Madrid Sur-Ciudad Real, pero la Comunidad de Madrid protestó y se le bautizó con el definitivo Aeropuerto Central Ciudad Real.

Su director general, Escolástico González, es optimista sobre las posibilidades del aeródromo. Aunque admite que el momento "no es el mejor", por la crisis económica, recuerda que ésta "no es una infraestructura con una vida útil de tres años, sino de cincuenta".

La baza para ser "un complemento" a Barajas será, dice, una reducción de costes del entorno del 40% para los operadores aéreos. En pasajeros, el público objetivo son compañías de bajo coste, vuelos charter y los touroperadores que actualmente programan vuelos en Barajas a horas intempestivas por la saturación de este complejo. En mercancías, quiere ser "el aeropuerto carguero de referencia" en poco tiempo, dice González.

‘Parking’ para los aviones parados de Spanair

Dejar en tierra un avión es caro: entre 500 y 600 euros diarios, sin contar el mantenimiento semanal de las naves. Conscientes de que en Europa escasean los ‘parkings’ de larga estancia para aviones, en el futuro Aeropuerto Central de Ciudad Real creen que el que tendrá esta infraestructura (con capacidad para 150 naves) será ideal para aerolíneas que, como Spanair, han reducido flota por la crisis del sector.

La filial de la escandinava SAS, que quiere despedir a 1.100 empleados, dejará en tierra 15 aparatos que, por su antigüedad, no son rentables a los actuales precios del crudo. El aparcamiento del aeropuerto de Ciudad Real abrirá, previsiblemente, en noviembre. El complejo también tendrá un centro de mantenimiento de aviones.