Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

La cirugía del futuro ya es presente

Especialistas del Clínic de Barcelona realizan una reducción de estómago y una extracción de colon a través de la vagina 

A.MARTÍN / A.GONZÁLEZ ·23/07/2008 - 21:12h

Pulsar en la imagen para ampliar.

La cirugía mínimamente invasiva, basada en procedimientos menos agresivos para el paciente que conllevan menores complicaciones, estancias hospitalarias más cortas y un perjuicio estético más reducido, avanza en España con paso lento pero firme. Aunque todavía queda mucho camino por recorrer para que la mayoría de los pacientes se beneficie de estas técnicas, dos operaciones pioneras presentadas ayer por los especialistas del Hospital Clínic de Barcelona invitan al optimismo.

Utilizando técnicas de la llamada cirugía endoscópica transluminal, un tipo de cirugía poco invasiva que aprovecha los orificios naturales del cuerpo humano para acceder a su interior, los especialistas del hospital catalán, uno de los centros punteros en el uso de esta modalidad quirúrgica, han conseguido realizar por primera vez en Europa una reducción de estómago a través de la vagina. Hasta ahora, sólo se habían hecho operaciones de este tipo en América Latina, concretamente tres en Brasil y dos en Colombia. La paciente, de 67 años, tenía antecedentes de hipertensión y diabetes, y su índice de masa corporal –resultado de dividir el peso por la altura en metros al cuadrado– era de 40. Fue intervenida con éxito el pasado viernes y ha sido dada de alta este mismo lunes.

Además, en una intervención pionera a nivel mundial, y también utilizando el canal del parto como vía de acceso, los cirujanos han conseguido extraer el colon a una mujer de 78 años diagnosticada de un tumor maligno, según anunciaron ayer en Barcelona los miembros del equipo médico en el marco de la presentación del centro de investigación en cirugía experimental NOTES (siglas en inglés de Cirugía Endoscópica Transluminal a través de Orificios Naturales).El objetivo de las nuevas instalaciones es servir de base para las investigaciones que desarrolla el Clínic con el apoyo de la empresa Olympus, especializada en tecnología endoscópica avanzada, con el fin de convertirse en referente a nivel europeo en técnicas NOTES.

Los cirujanos, gastroenterólogos, urólogos, ginecólogos y endoscopistas del Hospital Clínic aseguran que, de forma paralela, continuarán trabajando en la investigación de técnicas quirúrgicas en animales que sean cada vez menos invasivas y que puedan ser aplicadas con éxito en humanos. Asimismo, pondrán en marcha un estudio con 25 pacientes obesas y otras tantas con cáncer de colon para comparar los resultados de esta técnica con los de la laparoscopia clásica, antes de decidir extender el nuevo procedimiento a todos los pacientes.

La técnica NOTES

La vagina, la boca, el ombligo o el recto suponen una alternativa a la pared abdominal, cuya incisión puede derivar en complicaciones secundarias originadas por la inflamación, según explicó ayer el doctor Antonio María de Lacy, coordinador del equipo de profesionales que ha llevado a cabo ambas operaciones y jefe del servicio de Cirugía Gastrointestinal del Clínic.

La técnica NOTES, que permite abordar también apendicectomías, ligaduras de trompas, hernias, biopsias hepáticas, o extracciones de vesícula biliar e incluso de riñón, combina aspectos de la endoscopia flexible y la cirugía laparoscópica. Consiste en introducir unos tubos con unas cámaras por una o varias incisiones pequeñas realizadas con instrumentos quirúrgicos que el cirujano maneja a distancia.

En este caso, el acceso a la cavidad abdominal es posible gracias a la realización de un orificio en la pared posterior de la vagina con instrumental minilaparoscópico, cuyo diámetro es menor. Este procedimiento constituye un logro en la cirugía mínimamente invasiva e implica numerosas ventajas para el paciente, entre ellas una menor sensación de dolor. Por ello, el método NOTES “es más efectivo que la cirugía convencional en términos de beneficios al paciente”, defiende De Lacy.

El uso de la tecnología NOTES no es nuevo en España, aunque cada vez está más extendido desde que otoño de 2007 los hospitales Clínic de Barcelona y Son Llátzer de Palma de Mallorca empezaran a utilizar estas técnicas para extirpar vesículas biliares. Desde entonces, otros centros sanitarios españoles han empezado a utilizar la cirugía transluminal. Utilizando esta técnica el centro catalán consiguió en el pasado mes de marzo, por primera vez en Europa, extraer un riñón a un paciente, un logro que ha sido repetido este mismo mes por el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Antonio Mª de Lacy, cirujano:  "Hacen falta más apoyos"

El especialista Antonio María de Lacy, jefe del Servicio de Cirugía Gastrointestinal del Clínic de Barcelona, es un auténtico pionero en la introducción de las nuevas técnicas quirúrgicas en España.

¿En qué fase se encuentra la técnica NOTES?

En general, esta técnica se encuentra en fase de investigación científica. Los pioneros en el desarrollo de este procedimiento están en América Latina, donde hay un registro de más de 300 intervenciones, sobre todo de vesícula. También en Estados Unidos se practica un gran número de operaciones de este tipo. A nivel europeo destacan países como Alemania y Holanda. En el Clínic tenemos previsto operar a 25 enfermos de cáncer de colon y a otros 25 con problemas de obesidad, seleccionados previamente. Hemos elegido los casos más favorables y teóricamente más fáciles. Aún queda una segunda fase, que es la de comparar, y una tercera, que será demostrar si es más eficaz que la técnica habitual.

¿Queda muy lejos su introducción generalizada?

La implantación de esta técnica mínimamente invasiva es muy lenta. Hace falta el apoyo de la industria, el desarrollo tecnológico y la experiencia del centro que lo lleve a cabo. Por ejemplo, en el Hospital Clínic de Barcelona ya hemos realizado 2.000 intervenciones de cáncer de colon y 1.200 operaciones de obesidad a través de la técnica de la laparoscopia. Estos datos avalan nuestro éxito.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece NOTES frente a otros métodos?

Intentamos que sea un procedimiento menos agresivo para el paciente, que no sea necesario dormirlo y podamos enviarlo a casa al cabo de tres o cuatro horas. Las pacientes operadas a través de esta técnica han demostrado que el dolor que han experimentado ha sido muy inferior. También supone un gran avance en el diagnóstico patológico durante la propia cirugía. La utilización de NOTES se traduce en beneficios para el paciente, empezando por un mayor índice de supervivencia, una menor estancia en el hospital, menos dolor post-operatorio y menos tiempo de recuperación. También hay que darle importancia la reducción del impacto estético, ya que esta técnica evita cicatrices. Tampoco hay que olvidar que las complicaciones son menores, debido a que no se daña la pared abdominal, lo que suele repercutir en una fuerte inflamación.

¿Y en qué cree que se debe aún mejorar?

Es imprescindible perfeccionar el instrumental para esta técnica. Nuestro objetivo es poder hacer una cirugía completa de NOTES, sin tener que recurrir a una técnica híbrida, que combine NOTES con laparoscopia, porque carecer de material. También es necesario desarrollar nanorrobótica e introducir materiales inteligentes que cambien de forma en contacto con la temperatura del cuerpo. En definitiva, hay que miniaturizar todo el instrumental que se viene utilizando en laparoscopia.

Y en cambio, ¿la técnica de la laparoscopia evoluciona favorablemente?

En nuestro hospital, el 100% de las intervenciones de este tipo se hace por laparoscopia, gracias a la profesionalidad del doctor Antonio Alcaraz [jefe de Urología del Hospital Clínic], pero en España sólo supone un 15%. Los cirujanos más conservadores deben intentar cambiar la estrategia de tratamiento de nuestros pacientes.

Una solución pionera para reconstruir la mama

Por otro lado, un grupo de cirujanos de la Clínica Universitaria de Navarra ha realizado, por primera vez en España una reconstrucción de mama, mediante el trasplante de tejido extraído del muslo de la propia paciente. Este logro será útil para las mujeres que han perdido un pecho o ambos debido a un cáncer de mama y no pueden beneficiarse de una reconstrucción con tejido abdominal, que es el procedimiento idóneo, por estar muy delgadas, teniendo que conformarse con prótesis artificiales. También podrá aplicarse a las pacientes a las que no se recomienda utilizar prótesis por haber recibido tratamiento de radioterapia previo.

El tejido que se trasplanta está formado el músculo grácilis y la piel y grasa adyacentes, todo ello con su respectiva vascularización. Según explicó ayer el especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética de la clínica navarra, Emilio García Tutor, este músculo tiene como ventaja que su extirpación no supone consecuencias adversas para la marcha o el movimiento de las piernas de la paciente, por lo que es “prescindible” a estos efectos. Además, según indicó, al estar el músculo situado en la cara interior de los muslos, “la cicatriz de la cirugía realizada en la pierna queda oculta en el pliegue inguinal, por lo que la intervención no provoca consecuencias estéticas”, sin olvidar que la mama reconstruida presenta “la consistencia y el tacto propios del tejido natural”.

La recreación de la mama a partir del músculo grácilis y sus tejidos adyacentes puede además llevarse a cabo en el mismo acto quirúrgico que la mastectomía. Por último, García Tutor destaca que teniendo en cuenta que se trata de un implante de tejido propio, “es una reconstrucción para toda la vida, sin posibilidad de rechazos”.