Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

La Comisión Europea quiere restringir el comercio de focas

Las organizaciones animalistas consideran la propuesta "un lavado de cara" de la UE 

MANUEL ANSEDE ·23/07/2008 - 20:07h

Dos cazadores arrastran una foca en Canadá. AFP

La Comisión Europea adoptó ayer una propuesta de reglamento para prohibir el comercio de productos derivados de focas "sacrificadas o despellejadas con procedimientos que provoquen dolor, angustia o sufrimiento". Sin embargo, la proposición permite la exportación o importación de estos animales si no han sufrido padecimientos innecesarios. El Ejecutivo europeo, además, exime a las comunidades inuit, los esquimales que habitan las regiones árticas del planeta, del cumplimiento del reglamento, "para asegurar que su subsistencia no se vea afectada".

Actualmente, existen cuatro métodos principales para sacrificar las focas: disparos, golpes en el cráneo con un garrote acabado en una punta de hierro -conocido como hakapik-, trampas y redes. La nueva propuesta legislativa no especifica cuáles son los adecuados para reducir el dolor del animal. Según la portavoz del área de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Barbara Helfferich, "el hakapik es un método válido si no se inflige un castigo innecesario a las focas".

Los países más afectados por una restricción del comercio en el ámbito europeo serían Canadá, Groenlandia y Namibia, responsables de la muerte del 60% de las 900.000 focas que se cazan cada año, sobre una población global de entre 15 y 16 millones de ejemplares. No obstante, en la propia UE, Suecia, Finlandia y Reino Unido matan focas para comerciar con sus productos o para controlar sus poblaciones, por lo que una eventual limitación del comercio tendría "un impacto económico medio" en estos países, a juicio de la Comisión.

"Lavado de cara"

Para la Fundación Altarriba, coordinadora de la Campaña contra la Matanza de Focas en España, el paso dado por el organismo europeo es insuficiente. "La UE ha sido cobarde y ha dejado una puerta abierta a que se siga matando", opina su portavoz, Matilde Figueroa. "Todo sigue como estaba, lo único que ha hecho la UE es lavarse las manos y la cara", añade.

La propuesta de la Comisión se presentará en septiembre al Parlamento Europeo y al Consejo para su aprobación.