Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

El beneficio semestral de Peugeot Citroen aumenta un 49%, hasta los 733 millones de euros

EFE ·23/07/2008 - 09:51h

EFE - Cadena de montaje de la planta de PSA Peugeot Citroen de Vigo (Galicia).

PSA Peugeot Citroen tuvo 733 millones de euros de beneficio en el primer semestre, un 49% más que en el mismo periodo de 2007 gracias a una mejora del resultado operativo, pero sobre todo por la disminución de cargas de reestructuración, anunció hoy el fabricante automovilístico francés.

Las cargas no recurrentes representaron 86 millones de euros en la primera mitad del ejercicio, frente a los 287 millones un año antes, y en eso pesó que -a diferencia de lo ocurrido el año pasado- no hubo depreciaciones excepcionales en la filial de componentes Faurecia, precisó PSA en un comunicado.

El resultado operativo corriente aumentó un 32,4% hasta 1.115 millones de euros, lo que significó un 3,6% de la facturación, cuando entre enero y junio de 2007 el margen operativo se había limitado al 2,7%.

Ese aumento en la rentabilidad se debió esencialmente a la división automovilística, cuyo margen pasó del 1,7% al 2,6% con 633 millones de euros, lo que la empresa atribuyó esencialmente a los frutos de su plan de competitividad "Cap 2010".

La facturación del grupo aumentó un 1,6% hasta 31.299 millones de euros, con un alza del 1,4% para la división automovilística con 24.502 millones, que son el reflejo de un incremento del 4,6% de las ventas de vehículos en todo el mundo.

Los ingresos de la actividad financiera Banque PSA Finance representó 1.059 millones de euros y una subida del 8,6%.

La filial logística Gefco aportó 1.904 millones de euros y un crecimiento del 6%, y en el caso de Faurecia la progresión no pasó del 1,4% con 6.601 millones.

PSA Peugeot Citroen advirtió de que en Europa occidental anticipa una ralentización del mercado automovilístico más fuerte en el segundo semestre, con lo que la baja en el conjunto del año estará en torno al 4%, algo que en su caso debería compensarse con el alza esperada del 15% en las que denomina "zonas de desarrollo prioritarias".

En ese contexto, mantiene su objetivo de vender entre 3,55 y 3,65 millones de vehículos (incluyendo piezas), lo que significaría un aumento en torno al 5%.

En términos financieros, también reafirmó su esperanza de obtener un margen operativo consolidado del 3,5% del volumen de negocios.

La compañía francesa calculó que el encarecimiento de las materias primas tendrá un impacto de entre 300 y 350 millones de euros.

La empresa auguró que se van a intensificar los efectos de su plan de competitividad, y que podrá beneficiarse de sus novedades: los 10 modelos lanzados en la primera mitad del año y los nueve programados para el segundo.