Archivo de Público
Miércoles, 23 de Julio de 2008

Zapatero y Rajoy escenifican su acercamiento con un pacto para renovar los órganos judiciales

Cierran su reunión con una voluntad firme para luchar de forma conjunta contra el terrorismo. La renovación del Constitucional y del CGPJ se acometerá en septiembre

PÚBLICO.ES ·23/07/2008 - 11:00h

 

La primera reunión de la legislatura del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del líder del PP, Mariano Rajoy, ha sido la de la reconcialización. Un entendimiento que ya se preveía en las mismas escaleras del Palacio de la Moncloa, donde Zapatero ha recibido al líder de la oposición. Las caras largas de los años precedentes contrastaban con las sonrisas que ambos políticos 'regalaban' hoy a los medios de comunicación.

Tras el encuentro, el presidente del Gobierno ha valorado la cita como "positiva", ya que en ella "se han alcanzado acuerdos" y "ha tenido frutos". "Eso, desde mi perspectiva, es positivo", ha señalado. Rajoy lo ha valorado de forma desigual: "Ha sido un encuentro donde ha habido algunos acuerdos y algunos desacuerdos", ha señalado.

El presidente del Gobierno ha avanzado que se han alcanzado pactos en cuestiones como el terrorismo o la justicia. En este último caso, Zapatero ha avanzado que se renovará el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el próximo septiembre. Asimismo, Rajoy y Zapatero han coincidido en acometer la renovación de cinco magistrados del Tribunal Constitucional por las mismas fechas. Será entonces cuando se concreten los nombres de los nuevos vocales del órgano de gobierno de los jueces.

Zapatero ha trasladado a Rajoy su "confianza" en materia económica en un "diálogo" que,  según el presidente del Gobierno, se ha convertido en "debate". "Rigor en la gestión económica y mantenimiento de las políticas sociales" siguen siendo las recetas del jefe del Ejecutivo para afrontar la crisis económica.

Las cinco bases para luchar contra el terrorismo

El presidente del Gobierno ha explicado que el entendimiento con Rajoy en materia antiterrorista se ha fundamentado en dos acuerdos concretos para hacer reformas legales y en cinco principios que deben regir la lucha contra ETA.

La primera reforma se hará en la ley de solidaridad con las víctimas del terrorismo, en la que se incluirá una disposición referida a la obligación de que todas las administraciones públicas adopten medidas para la retirada de escudos, insignias, placas u otros objetos como nombres de calles, plazas o parques que enaltezcan personal o colectivamente a los terroristas.

De igual forma, ha adelantado que el Gobierno va a estudiar con el PP la legislación penal para reformar en los delitos terroristas y en defensa de los derechos de las víctimas las penas accesorias y las medidas de aseguramiento frente a terroristas que salgan de la cárcel tras cumplir sus penas.

De igual forma se revisarán los mecanismos de preservación del patrimonio universal presente y futuro de los terroristas para la satisfacción integra de sus responsabilidades civiles.

El presidente del Gobierno ha explicado que el entendimiento con el PP en materia antiterrorista se ha fijado en la reunión de hoy sobre cinco principios: unidad de los demócratas, apoyo a las víctimas, cooperación internacional, confianza en el Estado de Derecho y respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, reafirmar que el único destino de ETA es desistir de la violencia.

Por su lado, Rajoy, ha expresado hoy su apoyo al Gobierno en materia antiterrorista sobre la base de cinco principios concretos, pero ha constatado su desacuerdo en materia económica al tener "visiones distintas" de la situación.

"Yo pienso que hay que tomar medidas urgentes contra la crisis porque creo que hay una crisis económica, y el presidente del Gobierno cree que no", ha subrayado Rajoy en una comparecencia ante los periodistas en la sede nacional del PP tras reunirse durante algo más de dos horas con el presidente del Gobierno en El Palacio de la Moncloa.